Consejo de la Cultura implementa residencias artísticas en tres sectores rurales del Maule

En Llankanao (Linares), La Quirihua (Vichuquén) y Los Guaicos (Romeral), elencos artísticos de diversas zonas de Chile convivirán con las comunidades por más de un mes, en la tarea de garantizar acceso al arte y la cultura a través del desarrollo de disciplinas artísticas.

Por más de un mes un trío de audiovisualistas convivirá junto a la comunidad de Llankanao (precordillera de Linares) e incentivará experiencias de rescate patrimonial a través de realizaciones cinematográficas, ello a través del programa Residencias Artísticas que el Consejo de la Cultura implementa en diferentes rincones de Chile.

Se trata de la agrupación Aula Factoría Patagonia de Punta Arenas, quienes se trasladaron a la región para dar vida a este intercambio, que se suma a otros dos en el Maule que se ejecutarán en Vichuquén (La Quirihua) y Romeral (Los Guaicos) con los elencos Teatro Espectro  y Compañía La Raíz, quienes trabajarán el teatro, las artes visuales, la literatura y la música, entre otras expresiones.

Las residencias artísticas dan cumplimiento a la medida programática de la Presidenta Bachelet de garantizar el acceso al arte y la cultura en localidades pequeñas y retiradas, las cuales presentan dificultades de participación en los bienes culturales. Por lo tanto, los elencos seleccionados deben vincularse recíprocamente con las comunidades para mejorar su acceso a la experiencia artística, mediante la convivencia con el proceso de creación y el desarrollo colectivo, a partir de experiencias comunitarias innovadoras.

Experiencia

La artista audiovisual María Fernanda Altamirano, manifestó que la agrupación magallánica está muy contenta de integrar una de las residencias del Consejo de la Cultura. Catalogó la experiencia como un desafío, sobre todo, ya que es primera vez que viven un proceso de esta envergadura fuera del territorio austral.

“Tiene el valor de estar lejos de las grandes capitales del país, (Llankanao) es un lugar diferente y estamos muy entusiasmados con lo que se nos viene. Si bien normalmente ejecutamos talleres de realización audiovisual, en este caso uno de los productos será una creación audiovisual en conjunto con la comunidad lo que nos llena de alegría”, explicó.

Así también, las residencias artísticas buscan enriquecer la labor disciplinar de artistas, y la concreción de un trabajo creativo y colaborativo en red con organizaciones culturales, consolidando un contacto directo con el territorio y su comunidad, a través de investigaciones y obras.

“Este es un proceso de crecimiento muy marcado para nosotros, es un inicio para seguir avanzando. Después de acá hay que llegar a más comunas y luego, por qué no, intentar que niños, jóvenes y adultos puedan hacer intercambios con personas de Punta Arenas, por ejemplo. Que vecinos de Llankanao y de la precordillera de Linares puedan ir para allá y viceversa”, manifestó la artista.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!