Consejos para combatir el frío con una buena alimentación

Las bajas temperaturas de esta temporada nos hacen consumir alimentos que ayudan a mantener el cuerpo caliente pero no necesariamente protegen nuestro sistema inmunológico, convirtiéndonos en presas fáciles de resfrío e infecciones respiratorias. Es por ello que debemos tener mucho ojo en cómo nos alimentamos.

Dentro de los propios cuidados para el invierno, además de abrigarnos bien y adoptar un estilo de vida saludable (cuestión que debe seguirse todo el año), también es recomendable seguir una alimentación adecuada para esta época del año.

Para ello, el director de la Unidad de Calidad de Vida de Mutual de Seguridad CChC, doctor Christian Vuskovic, recomienda que para combatir los efectos negativos del invierno es necesario comer lo más sano, saludable y variado posible. Es aconsejable también comer cada día frutas y verduras frescas, y varias veces por semana pescados y carnes blancas, así como legumbres y cereales.

Además, el doctor recomienda aumentar la ingesta de vitaminas A, C Y D, las que encontramos en los alimentos tales como cítricos, verduras de hoja, lácteos, etc.

*Brócoli y hojas verdes crudas: El primero es rico en vitamina C, en antioxidantes y muy bajo en calorías. Las segundas aportan clorofila con efecto depurativo y enzimas. Consumirlas cocidas, al wok con aceite de oliva, en guisos con salsa de tomate casera, en revueltos con claras de huevo o en tortillas al horno.

*Tomate: Es una excelente fuente de fibra, poseen una cantidad enorme de vitaminas, entre ellas, las del grupo C y E que tienen una excelente capacidad antioxidante. Evita la oxidación celular y agiliza la depuración de los productos tóxicos.

*Frutas secas: Las nueces contienen mucho calcio y son ideales para mantener los huesos en buen estado. Son muy recomendables en personas mayores que pueden tener más facilidad en descalcificarse, sobre todo en mujeres que se encuentren en la postmenopausia y en los niños. Deben comerse frescas, porque su alto contenido graso hace que se pongan rancias apenas peladas.

*Huevos: No debemos olvidarlos para completar una alimentación balanceada. Son una rica fuente de proteínas y mejor si son orgánicos. Pueden consumirse todos los días.

*Cuidado con las grasas: evita el exceso de grasas, sodio y azúcares.

*Aumente el consumo de líquidos: beba mucha agua; la necesaria para que nuestro organismo funcione correctamente. También las infusiones y tés pueden ser ideales en esta época.

*Practique ejercicio físico: es fundamental para aumentar sus defensas y además ayuda de forma muy positiva a disfrutar de una buena salud, realizar ejercicios al menos 150 minutos a la semana. Baja riesgos de enfermedades no trasmisibles (incluido cáncer).

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!