Continúa la incertidumbre en Curicó sobre el futuro de Suazo

La liquidadora seguirá en su cargo hasta el primero de agosto, fecha en que la junta de acreedores deberá resolver si continúa o no con el giro de la empresa en forma definitiva.

CURICÓ.- En vilo quedaron los trabajadores de Suazo, luego que ayer la junta de acreedores acordó aplazar hasta el 1° de agosto si continúa en su cargo la liquidadora, Valeria Cañas, a cargo de ese puesto o definitivamente se cierra esta tradicional empresa curicana.

Lo anterior aconteció ayer martes 17 de julio en el Primer Juzgado de Letras de Curicó, porque porque uno de los principales acreedores, Copeval, pidió más antecedentes para resolver. Su abogado, Bernardo Pinto, precisó que hay que tomar una decisión informada.”Hay buen clima de apoyar la continuidad del giro en términos que sea conveniente para todos los acreedores. Tenemos que leer los antecedentes que recién se entregaron en la audiencia”, sostuvo.

El abogado de Suazo, Juan Esteban Puga, no es tan optimista respecto al futuro de la empresa, debido a que señaló que “La compañía llevaba siete años con pérdidas y tiene una deuda de 11 mil millones de pesos, de las cuales siete mil son platas que le prestaron los dueños a la compañía para mantenerla viva. El mercado de las pastas es de muy baja rentabilidad y las únicas que pueden competir son las de gran volumen como Carozzi o Luchetti y esta empresa tiene una cuota de mercado muy chiquitita”, apuntó. Agregó que por el 2009, Suazo invirtió en maquinaria de última generación para ser más competitiva, pero eso solo significó millonarias pérdidas.

Luego de estas palabras, el abogado fue duramente increpado a la salida del tribunal, ya que le lanzaron monedas e, incluso, recibió algunos golpes de exaltados trabajadores que ven con poco optimismo el futuro.

Flavio Fuentes, presidente del sindicato de trabajadores de Suazo, llamó a la comunidad a preferir sus productos para reunir fondos destinados al pago de sueldos y, eventuales, finiquitos, precisando que “vamos a seguir produciendo para que podamos vender y seguir recaudando dinero con las 36 personas que estaban en la planta. Tenemos un poquito más de oxígeno”

Roger Meléndez, abogado de los trabajadores, precisó que “no es posible asegurar que existen los recursos suficientes para cubrir la totalidad de los créditos. La dueda supera los cinco mil millones de pesos y el crédito de los trabajadores es de mil 400 millones. Esperamos que, si es posible lograr la continuidad, se podría lograr ambos objetivos”

Agregó Meléndez que habría que reunir más dinero para pagar y, adicionalmente, lograr la venta como unidad económica, añadiendo que las cotizaciones de sus representados está al día y que se les debe sueldos a los funcionarios que no están trabajando, actualmente, en la planta y en la sala de ventas.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!