Contraloría instó al Concejo Municipal de Talca el inicio de un proceso de remoción de alcalde

Según se reveló desde el órgano contralor, durante el año 2014, cuando Juan Carlos Díaz estuvo como alcalde subrogante de la anterior administración, no se abstuvo de firmar un anexo de contrato referente a prestaciones de servicio de aseos, pese a sus “intereses personales”.

SANTIAGO/TALCA.- La Contraloría Regional del Maule instó al Concejo Municipal de Talca a iniciar el proceso de destitución del alcalde Juan Carlos Díaz, por haber incurrido este en un “notable abandono de deberes”, cuando se desempeñaba como administrador municipal en 2014.

Según informó LaTercera, los hechos quedaron al descubierto tras el resultado de un sumario administrativo que dispuso el ente contralor en 2015 y que fue aprobado en 2017. Ahí se establecieron las responsabilidades del actual edil en “hechos que contravienen sus obligaciones funcionarias de hacer valer el principio de la probidad”.

Se reveló que en 2014, cuando estuvo como alcalde subrogante de la anterior administración, no se abstuvo de firmar un anexo de contrato referente a prestaciones de servicio de aseos, pese a sus “intereses personales”.

De acuerdo con lo establecido por el sumario, Díaz tiene vínculos con la empresa que prestaría los citados servicios, Sociedad de Transportes CTS Limitada, cuyo representante legal es Cristián Tizza Martínez.

Se detalla, así, que entre agosto de 2013 y mayo de 2014, desarrolló una serie de negociaciones para vender una inmueble de su propiedad. Entre estas se encuentra la firma de una escritura de promesa de compraventa con la mencionada compañía, y la posterior materialización de la venta a la Sociedad de Intervenciones Urbana, la cual tiene el mismo socio y representante legal que CTS Limitada: Cristián Tizza Martínez.

Si bien Díaz solicitó que se dejara sin efecto la resolución que validaba el sumario realizado, o que en su defecto se decretara la apertura de este y se ordenasen nuevas diligencias, sus intenciones no prosperaron.

Se debe considerar que, por ser un cargo de elección popular, la Contraloría no puede ordenar la destitución de un alcalde, por ello es que le señala a los concejales, quienes sí pueden iniciar un juicio de remoción, los hechos que ameritarían sanción.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!