Corte de Apelaciones de Talca dio la razón a la Asociación Canal Maule frente a demandantes que cuestionaban la forma de elegir su Directorio

 

TALCA.- Dos claros triunfos legales obtuvo la Asociación Canal Maule (ACM), en la Corte de Apelaciones de Talca, respecto de dos causas interpuestas en su contra por un pequeño grupo de agricultores que cuestionaban la forma en que se elige el Directorio y la manera en que se habían presentando los estados financieros.

Así lo informó el Director de Comunicaciones de esta entidad, Jaime Barahona, quien detalló que «nos reprochaban  el no aceptar que comunidades de aguas, a través de sus presidentes, participaran y votaran en asambleas o juntas generales de la Asociación, en representación de todos y cada uno de los  miembros de esa comunidad».

«La Asociación -explicó- no aceptó esa pretensión, ya que sus presidentes no pueden representar, ni con voz ni voto, a los regantes de su comunidad. Quien tiene voz y voto es el regante dueño de sus derechos de agua».

Según lo advirtió Barahona, con esto se pretendía alterar la representatividad real en la administración de la ACM e impedir que sus reales miembros pudieran ejercer sus derechos como miembros de las organización. «Los regantes tienen derecho a votar directamente en proporción a la cantidad de derechos de agua que cada uno posee, facultad que no es delegable bajo ningún aspecto, de acuerdo a nuestros estatutos», reiteró.

Además, comentó que «se reprochó a la ACM que se habría incurrido en un actuar ilegal en las convocatoria, en la manera en que se habrían presentado los estados financieros y otros temas menores, temas que la Corte de Apelaciones acaba de desestimar, señalado que de parte de nuestra entidad se ha actuado en forma legal y  de acuerdo a nuestros estatutos».

Finalmente, y tal como se lo detalló el abogado que lleva la causa, Juan Paulo Soto, informó que  de acuerdo a los antecedentes presentado en ambos recursos, como el Registro de Accionistas y los Estatutos, «queda claro quiénes son miembros de la organización y que, por lo mismo, la Corte señala que no se ve un actuar ilegal y arbitrario de la ACM, sino que claramente se aprecia que ella -su Directorio y Administración- actuó apegada a la legalidad y a los estatutos que la rigen. Esto es, que las comunidades de agua no son miembros de ella y, por tanto, no pueden participar en las asambleas. Del mismo modo, que en la convocatoria de junta general de regantes, manera de presentar los Estados  financieros, y en general en todo lo que dice relación con la asamblea del 28 y 29 de mayo del 2015, se actuó de manera legal y conforme a los estatutos».

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!