Corte Suprema dictaminó a favor de Asociación Canal Maule en litigio con pequeño grupo de regantes

Más que satisfechos se encuentran en la Asociación Canal Maule Norte (ACM) por la resolución de la Corte Suprema que confirmó, hace unos días, el fallo emitido en agosto pasado por la Corte de Apelaciones de Talca, que rechazó dos recursos interpuestos en su contra  por un pequeño grupo de agricultores que cuestionaban la forma en que se elige el Directorio y la forma en que se habían presentando los estados financieros.

El Gerente General de la ACM, Julio Lavín, manifestó que “como asociación de canalistas, estamos contentos porque era justamente lo que nosotros pensábamos que iba a suceder, ya que hemos actuado siempre de acuerdo a la ley y a nuestros estatutos. Y con este fallo, el tribunal de mayor jerarquía del país así lo ha confirmado”.

Asimismo, recordó que todo esto comenzó en mayo de este año, cuando un pequeño grupo de representantes de comunidades  impidió que se realizara la asamblea anual por medio de la cual se elige el Directorio. “Como ellos querían votar en representación de los regantes que integraban las comunidades, y nosotros no le permitimos porque no es legal, ellos interpusieron un recurso ante la Corte acá en Talca”, detalló.

“Nuestro rol de regantes -aclaró- es muy claro, la ACM está constituida por regantes y cada uno de ellos vota de acuerdo al número de acciones que posee. Las comunidades de agua no pueden votar en bloque a través de su presidente, porque no forman parte de nuestra asociación”.

Según lo advirtió el Director de Comunicaciones de esta entidad, Jaime Barahona, con esto se pretendía alterar la representatividad real en la administración de la ACM e impedir que sus miembros pudieran ejercer sus derechos como miembros de la organización. “Un regante sólo puede delegar su representatividad mediante un poder simple entregado a otro regante o bien notarial a cualquier otra persona. Pero un presidente de comunidad no se puede arrogar la representación del total de los integrantes de ella, a menos que cada uno de ellos le entregue un poder. Situación que en este caso no ocurrió.

Juan Paulo Soto, el abogado que llevó la causa en representación de la ACM, explicó que de acuerdo a los antecedentes presentados en ambos recursos, como el  Registro de Accionistas y los Estatutos,  “queda claro quiénes son miembros de la organización y que, por lo mismo, no ha existido ningún actuar ilegal y arbitrario por parte de la Asociaicón, sino que claramente se aprecia que ella -su Directorio y Administración- actuó apegada a la legalidad y a los estatutos que la rigen. Esto es, que las comunidades de agua no son miembros de la ACM y, por tanto, no pueden participar en las asambleas”.

El Gerente General de la ACM indicó que, en los próximos días, y tal como corresponde a sus estatutos, que indican que el directorio se elige anualmente en una asamblea general, procederán a convocar a esta instancia que quedó postergada desde mayo pasado para que los regantes, que están al día en el pago de sus cuotas de derechos de agua, puedan votar de acuerdo a la cantidad de acciones que cada uno tiene.

Falta de representatividad

“Irónicamente -agregó Barahona-, los dirigentes de estos grupos han estado alegando falta de representatividad de nuestro Directorio, en circunstancias que los procedimientos por los cuales ellos fueron elegidos son muy cuestionables. Por ejemplo, la directiva de la comunidad Corel Las Lomas se constituyó con la asistencia de apenas 18 personas, siendo que el total de miembros alcanza a 340. Los casos más extremos son los de las comunidades Caracol y Figalem que, si bien aglutinan a 188 regantes cada una, tienen directivas elegidas en asambleas a la que asistieron apenas cinco y seis personas, respectivamente”.

Una consecuencia de esto, agregó, es que “en el procedimiento judicial, adjuntamos muchísimas cartas de apoyo de regantes de dichas comunidades, quienes además declararon no estar al tanto de las acciones judiciales en nuestra contra”.

Uno de estos regantes disconformes con los representantes que interpusieron estos recursos es Rafael López, de la comunidad Corel Las Lomas, de San Clemente, quien  señaló estar muy satisfecho con este fallo de la Corte Suprema. Inclusive, denunció que “se han creado comunidades de forma ilegal, existe mucha desinformación y, con este proceso, hemos perdido mucho, hemos perdido el derecho a postular a la Ley de Riego… estamos quedando atrasados un año en la reparación de nuestros canales, que hay que mantenerlos y repararlos, y por culpa de estas cosas nos estamos quedando atrás”.

En efecto, Lavín lamentó que producto de este juicio, la ACM quedó impedida de poder presentar proyectos de gran envergadura este año para reparar canales que están muy dañados debido a la antigüedad de las construcciones, algunos con más de 60 años. “Por lo tanto, hoy es tremendamente urgente poder efectuar esta asamblea y poder presentar proyectos a la Ley de Fomento a la Inversión Privada en Obras de Riego y Drenaje que administra la Comisión Nacional de Riego, ya que nos atrasamos un año y medio y hay algunas secciones que no pueden esperar tanto tiempo para ser reparadas”.

Finalmente, Barahona lamentó que algunos de los dirigentes, que perdieron este recurso, estén desarrollando una campaña de desinformación, aseverando que la Corte Suprema les dio la razón a ellos.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!