Crece industria de subproductos de madera en la Región del Maule

Representante de la Corporación de la Madera y empresarios del Maule se refieren a la evolución del uso de los subproductos de la madera como lampazos, viruta, aserrín, cortezas y despuntes.

El desarrollo de la industria forestal en la Región del Maule ha permitido la comercialización de subproductos de la madera derivados del proceso de producción en los cerca de doscientos aserraderos que actualmente operan en la zona.

El autoconsumo y la venta de los subproductos se ha diversificado y su procesamiento permite distintos usos que van desde la pulpa para hacer papel hasta la conformación de biomasa para la combustión de calderas industriales y la producción de bioenergía.

La industria forestal tiene la ventaja de poder utilizar sus residuos para contribuir a cubrir sus necesidades energéticas.

En el tratamiento de la madera, la mayor parte de sus necesidades de energía térmica pueden atenderse con los residuos disponibles; es más, la industria del aserrío tiene la posibilidad de producir un excedente de calor y electricidad.

La empresa Arauco en sus plantas de bioenergía y celulosa en Constitución y Licantén, y en la fábrica de paneles en Teno consumen al año 2.700.000 metros cúbicosde aserrines, cortezas, virutas y biomasa, todo proveniente del pino radiata.

Este creciente consumo de subproductos de la madera ha evolucionado mejorando las condiciones medioambientales y de seguridad al interior de los recintos de producción de madera.

Claudio Collari, presidente del Departamento de Aserraderos de CORMA Maule, sostiene que la evolución en el uso de los subproductos ha significado generar más empleo y mejorar la gestión de las PYMES. “Tenemos un patrimonio importante, exportadores reconocidos pero necesitamos proveer de la maquinaria para la elaboración de la biomasa y recuperarla como ingreso. Antes uno quemaba los desechos o se lo daba a otros para limpiar los aserraderos,  en cambio hoy son comercializados y se genera mano de obra con oficios como son los maestros descortezadores, cepilladeros, trituradores y astilladores”.

“Hoy hay mayor demanda lo que tiene más beneficios a la caja del negocio, lo que genera mano de obra y evita riesgos de accidentes de incendios”, sostiene Collari.

La ornamentación de espacios públicos, el uso en plantas de tratamiento de aguas y la producción hortofrutícola son nuevas alternativas para la comercialización de los subproductos de la madera en la Región del Maule.

Hace 20 años que  el aserradero Mestre ubicado en el Cruce Viñales de Constitución entrega los subproductos del aserrío a cambio de ladrillos que producen en el sector de Las Obras, en la Comuna de Linares, 120 kilómetros oriente, en la ruta 5 Sur, en  las cercanías del río Putagán.

En la comuna de San Javier, próximo al Río Loncomilla, un completo  sistema mecanizado y con el trabajo de una veintena de trabajadores se embalan 2500 fardos de viruta al día los cuales son utilizados en  “camas” para mascotas, animales de investigación, caballos, pollos, cerdos, etc.

Nelson Mestre de Constitución, con 43 años de experiencia en el rubro señala que “aquí se benefician chicos y grandes porque hoy todos venden los subproductos. Cuando tú quieres tener subproductos requieres una inversión en maquinaria. Lo que pasa es que antes no vendías los subproductos en cambio hoy se ocupan incluso en plantaciones agrícolas para mejorar los terrenos”.

El lampazo sin corteza triplica el valor de comercialización del metro ruma pero para descortezarlo se requiere de maquinaria que no todos disponen.

El Presidente del Colegio de Ingenieros Forestales del Maule, Jorge Gándara, asegura que el desarrollo de los subproductos ha mejorado la rentabilidad de los aserraderos.

Hoy la Región produce sobre 1,5 millones de metros cúbicos madera aserrada que abastece el mercado chileno y cuyos excedentes se exportan. Esta producción ha permitido el impulso de los subproductos ya que el 26% de un árbol se usa para a hacer madera, el resto pasa a formar parte de los subproductos que hoy permiten diversificar a este importante sector productivo.

 

 

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!