¿Cuánto gana un sacerdote?

Close-up of Priest collar

Lo que ganan los miembros de la iglesia católica varían según su función y rango, estando en un promedio entre los $250 mil a $500 mil, aunque en el caso de los cardenales y el obispo castrense este supera los tres millones de pesos proveniente directamente desde El Vaticano o desde el Éjército, según donde dependa el prelado.

SANTIAGO.- El diario vespertino LaSegunda realizó una investigación de cuánto son los sueldos de los miembros de la iglesia católica, a pesar que ésta no tiene cánones de transparencia. Tampoco respondieron a las consultas la Conferencia Episcopal ni el Arzobispado de Santiago.

La investigación periodística, realizada en la arquidiócesis de Santiago, permite más menos tener un referente de cómo funciona el aparato eclesiástico. En este caso, se requieren $10 mil millones al año para hacer funcionar el aparato eclesiástico. Esto incluye a 214 parroquias y 237 sacerdotes diocesanos, que se financian gracias un sistema que, en la actualidad, depende en gran medida del aporte de los laicos.

Según el balance oficial de 2016, la Iglesia de Santiago tuvo ingresos anuales por $10.337.176.000, que corresponden en un 41% a donaciones privadas, 33% a la campaña permanente del uno por ciento y 26% a arriendos.

La cifra corresponde a una baja de un 4% en comparación a lo recaudado en 2015. Con respecto al 2017, el reporte saldrá en agosto. De ese monto, un porcentaje va a un fondo común solidario.

Los ingresos son distintos dependiendo de la parroquia, Por ejemplo, en La Inmaculada Concepción de Vitacura aportó al fondo común solidario $168 millones en 2017, la San Juan Bautista de Pedro Aguirre Cerda cerca de $1 millón y medio y la San Cayetano de La Legua no hizo aportes.

Los ingresos dependen, en más de un 70%, a los aportes de los laicos. Por eso, y debido a los episodios que ha protagonizado el clero de la Iglesia Católica chilena en los últimos meses, se espera que ese sustento pueda seguir a la baja.

Con el dinero se financian los sueldos de cada sacerdote. En el caso de los párracos, reciben una “congrua”, que corresponde a la renta mínima y equivale a $280 mil. Los presbíteros que no dirigen un templo no reciben este aporte y es la comunidad la que financia sus gastos.

Cada parroquia recauda, además, montos extra por conceptos de “capellanías”, que corresponde a pedirle a un sacerdote que oficie misa en otra iglesia, o a “intenciones de misa”, que significa solicitar que la ceremonia tenga una intención específica. Cada servicio vale $5 mil.

En el caso de los arzobispos auxiliares, que en Santiago son seis, reciben $435 mil mensualmente y tienen a disposición un auto comunitario, que pueden elegir no usar, como es el caso de Galo Fernández, que se moviliza en bicicleta.

El arzobispo, Ricardo Ezzati, gana $460 mil pesos incluyendo un auto y chofer. Por otra parte, los cardenales reciben una suma de $3.648.855 que vienen directo desde El Vaticano.

Un caso especial es el del obispo castrense, a cargo de la atención religiosa de las FF.AA. y de orden. Él no recibe fondos de la Iglesia, sino que es el Ejército quien le entrega $3 millones, según Transparencia de la institución, y también cuenta con auto y chofer, además de rango de general.

A aquellos obispos y sacerdotes jubilados, se les otorga una asignación de $216.459 a partir de los 70 años, y una de $297.631 a partir de los 75.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!