Delicada situación económica atraviesa las “Lomas de Cauquenes”

La Cooperativa Vitivinícola de Cauquenes (Covica), de envasar vinos comenzaría a vender a granel

CAUQUENES.- Uno de los momentos más complejos de su historia es la que está viviendo actualmente la Cooperativa Vitivinícola de Cauquenes (Covica), empresa propietaria de los vinos “Lomas de Cauquenes”, la que nació como consecuencia del terremoto de 1939 con el fin de ayudar a los campesinos productores de uva vinera.

Si bien como cooperativa tenían una alta cuota de participación en el rubro vitivinícola, especialmente en las décadas de los setentas y parte de los ochentas, actualmente posee una mínima participación respecto a la producción y venta de vinos a nivel país. Tanto que, ya cerraron sus sucursales que tenían en el territorio nacional, bajando sus cortinas hace algunos días la sucursal de Concepción, la última que quedaba funcionando fuera de la ciudad de Cauquenes.

Carlos Pineda, socio de hace décadas de esa cooperativa, señala a TVMaulinos que hay mucha desconfianza en la administración, “porque ellos han hablado de cifras con bancos hace meses atrás, de los cuales no les ha resultado”. Lo anterior es por un crédito solicitado de $2.500 millones de pesos al Banco de Chile, pero esta institución no lo otorgó. A contraparte, esa institución bancaria solo le ofreció a prestar $250 millones.

“Si el banco no cree en mi (respecto a la cooperativa), veo una situación muy complicada en la empresa”, agregó Pineda, explicando que ese crédito era para cancelar $1.000 millones en deudas al mismo banco, y con los $1.500 millones restantes se le iba a cancelar a los socios. Actualmente se está solicitando un crédito en el Banco Consorcio, pero bajo la modalidad de “leaseback”; es decir, una venta con retroventa. El problema es que con la ley actual de cooperativas no puede enajenar más del 5% de ellas.

Considera Pineda, que además es ex miembro de la junta de vigilancia y ex consejero de Covica, que están a las puertas de una eventual quiebra, precisando que “creo que estamos ahí, más que delicado. Incluso, si no llegan ahora siete millones de kilos (de uvas), la cooperativa quiebra”.

Detalla a continuación que actualmente la empresa vendió en verde su producción, pero ni en las bodegas ni en las cubas existe vino en la actualidad. Esto lo atribuye “a la mala administración de la empresa, porque la gente de a poco se ha ido yendo, porque esta empresa es un elefante blanco (…). Las acciones de la empresa actualmente no valen nada”.

“Estamos en tremendo riesgo, porque es la única empresa en Cauquenes y es esta empresa un ente regulador de los precios (del kilo de uva). Si no existiera esta cooperativa, las empresas grandes vendrían a comprar el vino al precio que ellas quieran” espetó finalmente Pineda, porque sin la Covica difícilmente se respetarían los precios de producción de los viñateros de la zona.

Por su parte, Ramón Tapia, cooperado de la empresa y ex consejero de ésta desde hace un mes, tiene una visión similar a Pineda pero con reparos a como ve el asunto esta última persona.

Sobre el tema, se refirió ante la consulta de TVMaulinos que “la empresa se encuentra en una situación económica delicada, porque nos informó el presidente de Covica, Guillermo del Río, que no hay stock de vinos y se cerró la sucursal de Concepción, debido a que se nos estaban originando pérdidas”.

Agrega Tapia que “se nos informó que vamos a seguir como una empresa granelera, se van a hacer pequeñas cantidades de vino envasado para así no desaparecer del mercado”.

Al consultarle sobre la situación bancaria de la cooperativa, Tapia puntualizó que “tienen un crédito aprobado por el Banco de Chile por $250 millones de pesos, y que por el Banco Consorcio se está gestionando todo el resto, para así liquidar la totalidad de la cosecha del cooperado”, asegurando que “el futuro de la empresa es incierto, porque no se sabe qué cantidad de uva a llegar”, debido a que los mismos miembros de la cooperativa trajeron poca cosecha y, por ende, no se produce vino.

Donde difiere Tapia de los dichos de Pineda es respecto a que algunos cooperados no se les ha cancelado sus aportes a la empresa durante los otros años, puntualizando que “no tengo idea de esa parte, yo esa parte la ignoro”, asegurando que la situación “es delicada, pero en ningún momento nos ha dicho la empresa esté al borde la quiebra”.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!