Denuncian fallas en Hospital de Antofagasta a meses de su puesta en marcha

Las falencias son respecto a falta de camas disponibles, falta de mantención o de limpieza en algunos puntos del hospital, problemas con la temperatura interior del mismo, entre otros

ANTOFAGASTA.- El Hospital de Antofagasta, que fuera puesto en funcionamiento tan sólo a fines del año pasado, presenta serias deficiencias en su funcionamiento, lo que ha obstaculizado el trabajo normal del personal médico, como informó la edición de hoy de ElMercurio.

La información fue basada en denuncias realizadas por los especialistas del centro hospitalario considerado el más moderno entre Lima y Santiago. Es así como, finalizando el mes de marzo, se evidenciaron las primeras protestas a raíz de problemas de seguridad, como asaltos y balaceras en las inmediaciones del recinto.

En cuanto a la operatividad del proyecto que tuvo una inversión de US$ 231 millones, “todo está a medio funcionar”, como señaló el jefe de Neurocirugía, doctor Gustavo Soto, quien agregó que en este escenario peligra la salud de los pacientes.

Falta de camas, acorde a lo que es hoy la población en Antofagasta, imposibilitando así realizar una serie de intervenciones quirúrgicas; un laboratorio a medio funcionar, al no tener un servidor informático acorde -no es compatible con el 50% de los equipos-; entre otras falencias se han presentado en estos pocos meses de funcionamiento.

Tras esto, y de acuerdo a una misiva enviada por Soto a la inspección sanitaria del recinto, con copia a las autoridades regionales, se acusa de una “maniobra política” de la administración anterior el apuro con el que se trasladó el hospital, a pesar de no estar listo para operar.

También se acusa al gobierno de Bachelet de haber entregado $40 mil millones en arreglos para el antiguo hospital, el cual quedó en manos de la Universidad de Antofagasta.

Conjuntamente, se denuncia la falta de limpieza en los baños, fallas en los ascensores, carencia de ropas adecuadas en los pabellones y problemas en el control de la temperatura de estos mismos, etcétera.

El gerente general de la concesionaria Salud Siglo XXI, Igor Protasowicki, que está a cargo de la gestión del hospital, negó las denuncias, indicando que las instalaciones están funcionando con normalidad. “Algunos servicios han tenido problemas por aspectos puntuales”, añadió.

Finalmente, aseveró que del total de 430 camas existentes hoy, esta cifra será elevada gradualmente, y de acuerdo al contrato que tiene con el Estado, a 671 en cinco años.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!