Denuncian que el Hospital de Linares entregó dos cuerpos a familias equivocadas

Una situación insólita ocurrió en la región del Maule. Allí, dos familias denunciaron que el Hospital Carlos Ibáñez del Campo de Linares les entregó el cuerpo intercambiado de dos mujeres fallecidas en ese recinto de salud durante el día jueves.

Según detalla el medio local Séptima Página Noticias, durante la jornada del viernes las familias de María Molina y Alba Medel llegaron hasta el hospital para denunciar lo ocurrido con sus familiares que murieron a causa del coronavirus.

Patricia González, la hija de María Molina, indicó que su madre estuvo tres semanas internada en el hospital tras contagiarse de Covid-19 y que falleció la tarde del jueves. Tras su muerte, pudieron vestirla respetando todos los protocolos sanitarios y que a eso de las 13:00 horas del viernes volvieron a retirar su cuerpo para darle sepultura en San Javier, pero este no estaba.

«Nos dijeron que personal de otra funeraria llegó más temprano, que habrían retirado el cuerpo de mi mamá y estaría sepultada en el Cementerio de Yerbas Buenas», dijo González sobre la insólita situación ocurrida en la morgue del hospital.

«Es una situación muy grave. Se supone que el hospital, más aún en pandemia, tiene un estricto protocolo, se etiquetan las personas, los cuerpos fallecidos bajan marcados y hay todo un proceso que cumplir. Esto es realmente duro. Aquí en el hospital se tiran la pelota para allá y para acá», añadió la mujer.

«Es una situación inaceptable»

En Yerbas Buenas en tanto, la familia de Alba Medel enterró a la persona que creían era su madre, sin saber que en realidad se trataba de otra persona.

«No hay palabras para describir esta situación. Nos hemos enterado que la persona que sepultamos no es nuestra mamá. Es una situación inaceptable. Nadie nos da una respuesta», se descargó Sara Triviño. hija de Alba.

La Municipalidad de Yerbas Buenas prestará ayuda judicial a la familia afectada.

Por su parte, el Servicio Médico Legal (SML) exhumó el cuerpo de la mujer sepultada en Yerbas Buenas para entregarla a su familia en San Javier, mientras que también entregó el cuerpo de la otra mujer fallecida a su verdadera familia.

Hasta el momento el Hospital Carlos Ibáñez de Linares no ha entregado una declaración sobre lo ocurrido.