Desarrollaran rutas enoturísticas asociadas a los espumantes

se ha ganado su espacio y, en especial 11 viñas del Valle de Curicó y 7 viñas del Valle del Maule lo producen.

TALCA.- Un explosivo crecimiento han experimentado los vinos espumantes en el mundo: Champagne en Francia, Cremants -en algunas regiones de Francia-, Sekt en Alemania, Cava en España y Spumanti en Italia.

El Director del Centro Tecnológico de la Vid y el Vino de la Universidad de Talca, Yerko Moreno lo definió como “un vino muy especial que tiene la característica de ser no tranquilo, es decir, un vino con burbujas que viene de un procedimiento de confección que lo hacen muy distinto a los tradicionales, en cuanto a su consumo, comercialización y potencial de precio”.

Por encargo de la Corporación Regional de Desarrollo Productivo, el Centro de Estudios de Alimentos Procesados (CEAP) diseñó el estudio “Levantamiento de información basal, técnica y jurídica para la obtención de una denominación de origen y propuesta de desarrollo de una ruta turística asociada para espumantes producidos en la Región del Maule”.

Sobre el particular, el Director Ejecutivo del CEAP, Ricardo Díaz reveló “que aquí en la Región del Maule se encuentra la viña elaboradora más antigua de vinos espumantes de Chile y de Latinoamérica que es la Viña Lontué. Este territorio tiene una diversidad de climas y valles muy grandes. Además, es una Región altamente productora de vinos. Se nos pidió buscar una fórmula de desarrollar rutas enoturísticas asociadas al espumante para potenciar su venta y los territorios que las producen”, dijo.

RUTAS ENOTURÍSTICAS

Una gran parte de variedades se producen en el secano.

Al desarrollar rutas enoturísticas asociadas, se potencian pequeños productores y pequeños pueblos, desde donde nace la materia prima.

Para el Presidente de la Asociación Nacional de Sommeliers de Chile, Ricardo Grellet “esta es una linda sorpresa que la Región del Maule tenga más de trece tipos de espumantes, lo que me llena de alegría, lo que demuestra que Chile tiene diversidad, alternativas y para distintos gustos. Tenemos que darles mucha energía a los productores como los responsables de esa calidad. El espumante tiene que hacer una burbuja constante y pequeña que forme una corona en la copa, estar equilibrado, es decir, ni muy dulce ni muy ácido, fresco y grato para el paladar del consumidor”, sostuvo.

Dicho estudio se presentó en el marco del Seminario “la noche del espumante en el Maule” realizado en el Casino Talca.

Para el Director Ejecutivo de la Corporación Regional de Desarrollo Productivo, Jaime Hermosilla Arévalo “la Región del Maule tiene una raigambre histórica en cuanto a la relación con la viticultura, al vino, más allá de las cifras que indican la importancia que tiene en la economía regional. El vino está puesto en la historia, la cultura y la identidad de la región. Nos ha parecido interesante que la producción del espumante tuviera una denominación de origen para rescatar las particularidades de un territorio, generar mejores condiciones a los productores y, en especial, para los emprendimientos de una comunidad en torno al producto espumante”, subrayó.

Chile es el cuarto país del mundo en exportaciones de variedades de vino embotellado y un porcentaje de esa cifra corresponde a los vinos espumantes que producen 11 millones de litros a nivel nacional.

8 millones de ellos provienen de los Valles del Maule.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!