Desconocimiento y xenofobia: La verdad detrás del contagio de lepra

Solo el 5% de la población es susceptible de adquirir la enfermedad, aún así se mantiene el estigma social. A juicio de los expertos el caso detectado en Chile ha generado una ola de xenofobia.

Las alarmas se prendieron en el país luego de que se confirmara un caso de lepra en un inmigrante haitiano en Valdivia. Y es que aún persiste el estigma social frente a esta enfermedad y son varios mitos los que se han creado en torno a ella.

Pese a que es transmitirá por una bacteria de la misma familia de la que produce la tuberculosos, en Chile continental nunca se ha detectado un caso autóctono o nativo. La lepra en nuestro país se encuentra oficialmente erradicada y de acuerdo a un informe del Instituto de Salud Pública de Chile, publicado en diciembre del año pasado, en Isla de Pascua hoy solo quedan personas recuperadas de la enfermedad y que no revisten riesgo de nuevos contagios.

Paulina Abaca, microbióloga de la Universidad de Talca explicó que “la lepra es una enfermedad bacteriana crónica que se caracteriza porque tiene un largo periodo de incubación. La bacteria demora mucho tiempo en crecer”. Y pese, a lo que en redes sociales se ha afirmado “la enfermedad y la bacteria no tiene una predilección especial por ningún tipo de población ni siquiera se caracteriza por estar en la raza negra, eso hay que tenerlo muy en cuenta”, aclaró.

BAJA TRANSMISIÓN

La literatura médica indica que solo un 5% de la población es, eventualmente, susceptible de padecer la infección. Es más, la transmisibilidad de la bacteria es muy baja y si la persona que está afectada recibe tratamiento, la transmisión es casi nula.

Abaca recalcó que “en la actualidad el Ministerio de Salud, indica que una persona con lepra puede trabajar perfectamente, no es incapacitante y uno puede compartir perfectamente oficina con una persona con lepra. Hay que hacer un llamado a no discriminar a quienes estén afectados”.

El desconocimiento de la población ha llevado a una ola de xenofobia en contra de los inmigrantes haitianos. “La lepra es una enfermedad discriminada socialmente y es por esto que tiene impacto en la población a nivel social”, explicó la profesional. Incluso, el tratamiento en Chile, que demora entre 9 y 18 meses, está garantizado.

OLA XENÓFOBA

Por su parte, Isaac Ravetllat, académico de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad de Talca y quien se ha especializado en temáticas de migración, aseguró que “hay que realizar claras campañas de sensibilización y tender puentes entre el inmigrante y la sociedad de acogida para facilitar los puntos de encuentro porque, probablemente, en las olas de xenofobia, el 90% de quienes tiene ese discurso, jamás han tenido contacto con un inmigrante. Se genera un estereotipo y realmente no conocen a nadie con nombre y apellido que sea haitiano, por ejemplo”.

Añadió que la discriminación generada sigue teniendo un componente colonial. “estas olas de xenofobia son con un perfil particular de extranjero, con quien tiene una mala situación económica. No hay, por regla general, discriminación contra los inmigrantes que venimos de Europa”, puntualizó. ​

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!