Detección precoz del Cáncer de Próstata: ¿Cómo saber si es hora de visitar al urólogo?

En el marco de su campaña “Uno al año”, para incentivar que los hombres mayores de 50 años se realicen un examen prostático anual, la Corporación Nacional del Cáncer pone a disposición de la población el Test de Síntomas Prostáticos (IPSS), que puede entregar las primeras señales de una posible anomalía en esta glándula.

TALCA.- El cáncer de próstata es el segundo más común en la población masculina, llegando a producir al año cerca de unas 2.000 muertes. Sin embargo, son pocos los hombres que han hecho costumbre hacerse un chequeo anual a esta glándula, para poder detectar a tiempo cualquier problema.

En este contexto, la Corporación Nacional del Cáncer (CONAC) intensificará durante agosto su llamado permanente “Uno al año”, para generar conciencia entre los chilenos -sobre todo aquellos sobre 50 años, edad en que comienzan a presentarse la mayoría de los casos- sobre la importancia de practicarse, al menos, un control prostático anual para poder así detectar a tiempo un posible cáncer de próstata.

Pesquisar un cáncer de próstata en una etapa temprana permite un tratamiento eficaz, con excelentes probabilidades, pudiendo llegar a ser curado sólo radioterapia o cirugía.

El chequeo cobra relevancia, además, considerando que esta enfermedad no muestra síntomas perceptibles en su fase inicial, por lo que es difícil que un hombre la note por sí sólo. No obstante, existe un rápido test que todo hombre puede hacer para darse cuenta si su próstata está presentando alguna anomalía que pudiese ser algo más y notar que debe acudir a su urólogo.

Si se obtienen más de 8 puntos al sumar las respuestas, se debe consultar al médico, siempre considerando que presentar uno o más de estos síntomas no significa que la persona tiene cáncer de próstata necesariamente:

EXAMEN PROTASTA

 

¿EN QUÉ CONSISTE EL CONTROL DE PRÓSTATA?

El control de próstata consiste en un examen de sangre que determina el nivel de Antígeno Prostático Específico (APE) en la sangre. A esto se suma un examen rectal digital, a través del cual el médico puede detectar anomalías en esta glándula. Ambos exámenes conforman el control de próstata básico.

En caso que en el control rutinario se detecte alguna irregularidad, se procede a realizar dos estudios complementarios -una ecografía transrectal y una biopsia- que permitirán la confirmación histológica del cáncer de próstata.

 

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!