Diputado Pablo Prieto propone consagrar a nivel constitucional el derecho de los campesinos a desarrollar su cultura y sus tradiciones

0

Según el documento, “la figura de la gente del campo, que vive y trabaja en zonas rurales, y también la del “huaso chileno” han construido nuestra identidad nacional. De norte a sur el trabajo agrícola, ganadero y campesino es el sustento de miles de familias y parte muy importante de nuestra economía”. 

Además, estipula cómo la influencia del campo ha sido determinante en el acontecer del país, “sin distinguir color político u origen social: desde la gran Hacienda, pasando por los procesos de migración del campo a la ciudad o la distribución de tierras hecha en la segunda mitad del siglo 20, reflejan cómo la identidad campesina ha estado presente en nuestra idiosincrasia”.

En este sentido, el diputado Pablo Prieto dijo que: “lo que pretendemos con esta reforma constitucional es tomar como ejemplo la declaración de la ONU del año 2018, donde dice que los derechos de los campesinos, tanto su cultura de los diferentes países se deben promover y respetar”.

“Esta propuesta va a contribuir a preservar lo que es la cultura del mundo criollo, del mundo campesino, ya sea en el tema social, deportivo y cultural y económico”, añadió.

Para el parlamentario, la cultura, tradiciones y manifestaciones tanto prácticas como espirituales, artísticas y deportivas (como el rodeo, domadura de caballos, carreras a la chilena), que son de enorme contribución y atracción turística se han visto amenazadas por distintas razones.

En este sentido, el texto agrega que “muchos de estos cambios son difíciles de juzgar, ya que no son necesariamente buenos o malos persé. Por ejemplo, la migración desde el campo a la ciudad es un fenómeno evidente, casi inevitable, pero que hace que la gran mayoría de la población en Chile viva hoy en zonas urbanas pese a nuestra gran extensión territorial”.

“Lamentablemente estos procesos acarrean la pérdida de la cultura y de las formas de vida originarias del campo y se incentiva que se evalúe la vida en el campo por personas que habitan en la ciudad y que nunca han vivido en zonas rurales o extremas”, añadió.

Finalmente, el parlamentario agregó que es fundamental establecer medidas que protejan la vida de campo, la cultura y las manifestaciones tradicionales de los  campesinos y gente que vive o trabaja en zonas rurales. Un ejemplo de esto ocurrió al interior de la Organización de las Naciones Unidas, la que en 2018 aprobó la “Declaración sobre los derechos de los campesinos y de otras personas que trabajan en las zonas rurales” que contiene distintas garantías en favor de los campesinos ante las amenazas de distinta naturaleza que enfrenta su forma de vida y sustento.

CONTENIDO DE LA PROPUESTA:

Tomando como ejemplo la Declaración de la ONU sobre derechos de los campesinos, la que sirve de guía y orientación para el derecho nacional, el diputado Prieto propone modificar la Constitución, específicamente el catálogo de derechos fundamentales, incorporando un nuevo numeral 27 al artículo 19 que consagre el derecho de los campesinos y personas que trabajan en zonas rurales al disfrute y desarrollo de su cultura y tradiciones, sin discriminación de ningún tipo.

La propuesta señala que el Estado deberá contribuir a preservar, desarrollar y proteger estas tradiciones y manifestaciones culturales, mandatando asimismo a crear una ley que otorgue desarrollo a la garantía que aquí se consagra.

Esta nueva garantía orientará el accionar del Estado en reconocimiento de los derechos de los campesinos, tanto en la Administración, como legislación, buscando así que la cultura y tradición del campo sean respetadas a todo nivel.