Director de Ciren: “Se requieren de tres años seguidos con fenómeno del niño para que se acabe la sequía”

 La máxima autoridad del Centro de Información de Recursos Naturales del Ministerio de Agricultura, Juan Pablo López, cree que aun no se puede confirmar que este 2014 sea un año “Niño”.

TALCA.-  Con la llegada de las primeras lluvias para la zona central del país, y tras el anuncio de la Dirección Meteorológica de Chile de que este 2014 será un año con Fenómeno del Niño, el Director Ejecutivo del Centro de Información de Recursos Naturales del Ministerio de Agricultura (CIREN) Juan Pablo López, tiene una visión más cauta.

La autoridad del Minagri aseguró que “a pesar de que existe un 49% de probabilidades que en este 2014 se presente el Fenómeno del Niño, también hay una alta probabilidad, un 45%, de que sea un año neutro. Además existe un 6% de probabilidades que el actual año se transforme en un período con el no deseado “Fenómeno de la Niña (…) Hay que esperar un par de semanas, mediados de mayo o junio, para tener el panorama mucho más claro”.

Actualmente, la temperatura del mar es normal e incluso medio grado más baja que el promedio. Esta temperatura podría llegar a subir por sobre un grado, lo que generaría un nivel de lluvia superior entre las regiones de Coquimbo y del Biobío.

“Si la temperatura del océano sube dos grados, esto generaría un período mucho más lluvioso, con hasta 50 milímetros de precipitación en la Región Metropolitana en tan solo 24 horas”, explicó el Director de CIREN.

En el caso de que sí sea un año con Fenómeno del Niño, la agricultura de nuestro país, en especial la del centro y sur, se verá muy beneficiada, pero no para decir “este es el fin de la sequía en Chile”.

“Para que esto pase, se requiere por lo menos tres años con niveles de lluvias sobre el promedio, y esto porque se deben volver a llenar los embalses de donde se obtiene el agua para riego”, afirmó Juan Pablo López.

En la actualidad, y según cifras de la Dirección General de Aguas, los embalses del país tiene un déficit de un 62%.

 

 

 

 

 

 

 

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!