Director del SAG verifica trabajo en barreras sanitarias

Hasta la pre cordillera de la provincia de Linares se trasladó el director regional del SAG, Nicanor Cuevas, para verificar en terreno el importante trabajo que desarrollan funcionarios del programa de Protección Pecuaria en esa zona.

LINARES.- Junto al Encargado regional del programa, Andrés Arbizu, visitaron la barrera sanitaria El Melado, ubicada en la pre cordillera de Linares, lugar donde realizan labores de fiscalización y control de los animales que suben a campos de pastoreo cordillerano.

Cabe destacar que durante esta temporada subieron 105.195 animales a veranadas, de los cuales 51.000 corresponden a la provincia de Linares. En particular, esta barrera se instala la segunda quincena de septiembre, fecha en que se inicia la temporada de veranadas con la subida de los rebaños caprinos del sector Cajón El Melado, y funciona hasta  fines de mayo. En este recinto se controlan aproximadamente 22.000 animales, siendo la está la barrera con mayor actividad en la región.

Al respecto, el Director Regional señaló, “es importante poder ver en terreno las diferentes actividades que se desarrollan en cordillera durante esta temporada de veranadas. Sin duda, la labor que cumple el SAG en cada una de las 6 barreras existentes en la región es muy relevante ya que es gracias a estas fiscalizaciones y control que se previene el ingreso de enfermedades importantes como la fiebre aftosa, por ejemplo”, destacó.

La región del Maule posee 114 campos de pastoreo cordillerano, los cuales son supervisados e inspeccionados por el SAG de acuerdo a la estrategia de prevención de ingreso de enfermedades exóticas y cumpliendo la  normativa de trazabilidad animal durante la época estival.

Por su parte, el Encargado de Protección Pecuaria del SAG, Andrés Arbizu señaló, “la fiscalización del SAG en veranadas está dada principalmente por verificar que los animales existentes en campos de cordillera se encuentren en buen estado y sin presentar signos de enfermedad; además se revisa el cumplimiento de la normativa para el traslado y movimiento animal, la cual forma parte del programa de trazabilidad animal del SAG”, indicó. En este sentido el Programa de Trazabilidad del SAG establece que todos los animales bovinos que suben a campos de pastoreo cordillerano deben ir con su dispositivo de identificación oficial (DIIO), asimismo cada una de las barreras sanitarias se encarga de la revisión documental de la autorización de subida de animales, las inspecciones de animales en CPC, el monitoreo de enfermedades y la autorización de bajada, una vez finalizadas las veranadas.

Durante febrero y marzo comienza la bajada inicial de caprinos, siguiendo posteriormente los bovinos y ovinos. La totalidad de animales baja una vez que comience la temporada invernal y que el frío no permita un buen desplazamiento y disponibilidad de talaje.

Durante la temporada 2013 – 2014, a nivel regional, subieron a CPC más de 104 mil animales, los cuales fueron registrados y controlados a través del programa de trazabilidad animal del SAG.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!