Ejército boliviano desplegará ocho mil uniformados en la frontera con Chile

Esto buscando combatir el contrabando y los delitos en los 850 kilómetros limítrofes entre ambos países.

Un inédito plan en contra del contrabando y otros delitos es el que están llevando a cabo las Fuerzas Armadas de Bolivia, las que desde el pasado viernes están formando un cerrojo en los 850 kilómetros de frontera con nuestro país.

Según dijo el viceministro de Lucha contra el Contrabando, Gonzalo Rodríguez, al medio boliviano La Razón, el operativo es un “cierre momentáneo” que obligará a los contrabandistas a llevar su mercadería a puntos primarios de control en Charaña, Pisiga y Tambo Quemado.

La preocupación del Gobierno boliviano está centrada principalmente en la Zona Franca de Iquique, en donde se captan productos especialmente asiáticos, los cuales se venden sin impuestos tanto en Chile como en los países vecinos.

Rodríguez aseguró que en el puerto de Iquique se movieron unos $US 2.300 millones en los últimos seis meses. “De esa cantidad, ellos vendieron $US 2.107 millones, de los que el 58% se trasladó a la frontera boliviana y eso quiere decir que $US 1.220 millones van directamente al contrabando que ingresa a nuestro país”.

El operativo durará varios días, en las 118 rutas ilegales construidas por contrabandistas.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!