El niño que toda España buscaba y que finalmente lo mató su madrastra

En el caso, que ha impactado a los hispanos, la mujer mantuvo el cuerpo oculto durante dos semanas

MADRID.- Indignación y conmoción está causando en España la desaparición y posterior crimen de un menor de 8 años, identificado como Gabriel Cruz, quien desapareció el pasado 27 de febrero en Níjar, en las cercanías de Almería, movilizando su búsqueda por toda la “madre patria”.

La desaparición de Cruz se produjo hace dos semanas, pero después de intensas búsquedas la Guardia Civil -el símil hispano de Carabineros- lo halló ya sin vida al interior del portamaletas del vehículo de su madrastra, Ana Julia Quezada, de nacionalidad dominicana.

Mientras estaba desaparecido ese niño, Quezada se dedicó a colaborar con las pesquisas y consolar a los familiares. Incluso, llegó a llorar en público por el menor.

Según los antecedentes preliminares, Quezada ocultó el cuerpo del pequeño en la casa, el pozo y el depósito de agua de la finca de Rodalquilar, donde la familia pensaba vivir a futuro. Sin embargo, la mujer movió constantemente el cuerpo inerte de Gabriel con el fin de evitar su hallazgo.

Aun así, para la policía hispana fue la principal sospechosa y, contando con la complicidad de los padres del menor, preparó un plan para que quedara al descubierto. Cuando eso ocurrió, se acercó a su pareja y le dijo: “Lo siento, te quiero”.

Según la declaración de Quezada, divulgada hoy por los medios de comunicación españoles, indicó que el niño se enfadó y la atacó con una especie de hacha. Entonces ella le habría golpeado con la parte roma de esa herramienta dejándolo inconsciente. Y que, asustada, luego le estranguló con sus manos, le desnudó y le enterró.

Sin embargo, hace 22 años atrás también sufrió la muerte de una hija de cuatro años, cuando también en extrañas circunstancias murió tras caer por una ventana en Burgos, en 1996.

La hipótesis que gana peso es que el móvil sería emocional, por los celos y el estorbo que suponía para su vida con el padre del pequeño Gabriel, mientras que el diario ElPaís, la autopsia del Instituto Anatómico Forense -el Servicio Médico Legal español- reveló que el menor murió estrangulado.

Como homenaje al menor la gente en Almería y Níjar ha llenado de peces de colores, reales o dibujados, en memoria del pequeño Gabriel.

Print Friendly, PDF & Email
COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!