El Vaticano reconoció que ocultó casos de pederastia de fundador de los Legionarios de Cristo por 63 años

Marcial Maciel ha sido considerado como el mayor depredador sexual de la historia reciente de la Iglesia Católica.

Durante 63 años, El Vaticano ocultó documentos con información sobre los casos de pederastia cometidos por el sacerdote mexicano Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, una de las más grandes congregaciones religiosas.

Así lo confirmó el prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, el cardenal brasileño João Braz de Aviz, en declaraciones entregadas a la revista católica Vida Nueva, donde señaló que “quien lo tapó era una mafia, ellos no eran Iglesia”.

“Tengo la impresión de que las denuncias de abusos crecerán, porque solo estamos en el inicio. Llevamos 70 años encubriendo, y esto ha sido un tremendo error”, agregó Braz.

Tal como consigna el diario ElPaís, la Iglesia comenzó una investigación a mediados de los 50, la cual acabó en nada debido a sus amistades en las altas esferas.

Presentado por el papa Juan Pablo II como apóstol de la juventud durante años, el sacerdote iba camino a ser santo hasta que alzaron la voz varios de los seminaristas a los que abusó. Benedicto XVI lo conminó en el año 2006 a retirarse a México por el resto de su vida, dedicado “a la penitencia y la oración”.

Murió dos años más tarde sin pedir perdón, cuando una comisión de investigación ya había dado cuenta de sus actividades delictivas y una vida de crápula consentida por el Vaticano, las que no generaron dudas. Con el tiempo, Maciel sería destacado como el mayor depredador sexual de la historia reciente de la Iglesia Católica.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!