Emblemáticos condominios talquinos implementan mejorías para mayor comodidad y seguridad de sus vecinos

Se trata de 300 familias beneficiadas, pertenecientes a los conjuntos habitacionales Manuel Larraín y Dionisio Astaburuaga que, gracias al apoyo del FOSIS, adquirieron elementos de emergencia tales como extintores y luces, además de antideslizantes para evitar accidentes, fundamentalmente de sus adultos mayores.

TALCA.- En un trabajo conjunto que se extendió durante los últimos 8 meses, los vecinos de los condominios Dionisio Astaburuaga y Manuel Larraín de Talca priorizaron sus propias demandas y concordaron con profesionales del FOSIS implementar una serie de avances y mejorías en sus barrios, a objeto de potenciar su calidad de vida y brindar mayor confort a un connotado sector habitacional que, recordemos, fue muy maltratado por el terremoto del 27F y que poco a poco retoma la normalidad tras la tragedia.

Así fue como al alero del Programa Acción en Comunidad del FOSIS, en el condominio Manuel Larraín los usuarios priorizaron la adquisición de elementos de emergencia para todo su sector, en el cual habitan 220 familias, invirtiéndose por parte del Gobierno un monto de 2 millones 83 mil pesos en una loable iniciativa comunitaria consistente en la instalación de 66 luces de emergencia y 22 extintores en cada bloque.

En el caso de Astaburuaga los vecinos y vecinas priorizaron el mejoramiento de los pisos de sus espacios comunes, financiando el FOSIS un monto de un millón 818 mil pesos para intervenir todas las escalas y los pasillos e implementar piso antideslizante a objeto de prevenir accidentes.

“Ambos condominios fueron quizás icono del terremoto y posteriormente de la reconstrucción en Talca. En ese marco trabajamos justamente con gente que resultó afectada o desplazada por el 27F y hoy nos sentimos orgullosos como Gobierno de seguir contribuyendo a mejorar la calidad de vida de los vecinos, trabajando junto y para ellos ya que fueron los propios habitantes de estos sectores quienes solicitaron este tipo de intervención y avances”, explicó el Director Regional del FOSIS, Gonzalo Uribe.

El Programa Acción en Comunidad contribuye al fortalecimiento de la vida en barrio y de la acción comunitaria, interviniendo el mundo público de las familias y transfiriendo herramientas para el trabajo colaborativo y asociado entre ellas. Asimismo desarrolló talleres de formación a objeto de brindar herramientas para el mejoramiento de la vida y de la cohesión comunitaria, en un sector cuyo Grupo Motor -en su mayoría- estuvo compuesto por adultos mayores jubilados y dedicados a la dirigencia social.

Paralelamente, como hito importante de esta intervención gubernamental vía FOSIS, el financiamiento de mejorías en ambos territorios permitió apoyar la unión comunitaria. Además de aquello, la comunidad manifestó su interés en tener una intervención de pasacalle para movilizar a la comunidad en general, reconociéndolo como elemento indispensable para el desarrollo inclusivo y sostenible de su territorio, emplazado en la zona centro-norte de la capital maulina.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!