Empresa comienza a producir carne de pollo sin matar un solo animal

La compañía, que fabrica y distribuye nuggets, crea el producto a partir de plumas de las aves en un laboratorio.

SAN FRANCISCO.- Cerca de la granja de un laboratorio en Estados Unidos, un pollo corre libre y tranquilo mientras algunas personas comen nuggets que provienen de este animal, el cual no tuvo que ser sacrificado para ser degustado, esto porque el bocadillo fue creado a partir de las células madre de una de sus plumas.

Dicho proceso se realiza en Just, una compañía de alimentos localizada en San Francisco, California, que dedica aproximadamente dos días para producir un nugget en un pequeño biorreactor que usa una proteína para estimular la multiplicación de las células, un tipo de soporte para dar estructura al producto y cultivo para alimentar la carne a medida que se desarrolla, según se relata en un artículo publicado por la cadena de noticias británica BBC.

En dicho artículo se destaca que el alimento no se debe confundir con las hamburguesas de origen vegetal u otros productos sustitutos del tejido animal que se han vuelto populares en los supermercados, ya que la desarrollada por Just es carne real producida a partir de células a la cual también se le conoce como carne sintética, in vitro, cultivada en laboratorio o incluso “limpia”.

Se necesitan aproximadamente dos días para producir un nugget de pollo en un pequeño biorreactor, usando una proteína para estimular la multiplicación de las células, algún tipo de soporte para dar estructura al producto y un medio de cultivo para alimentar la carne a medida que se desarrolla.

Josh Tetrick, director ejecutivo de Just, confirmó que su producto estará en el menú de varios restaurantes a finales de este año.

“Hacemos cosas como huevos, helados o mantequilla con plantas y hacemos carne con carne. Simplemente no necesitas matar al animal”, señaló en el artículo de la BBCMundo.

Según las personas que han degustado estos particulares nuggets, describen el alimento de células madre como crujiente y sabroso, aunque su textura interna es más suave que los que se venden en comercios como McDonald’s o KFC.

Motivaciones y soluciones

Quienes trabajan la “carne celular” señalaron que los motivos son deseo de acabar con la matanza de animales, así como proteger el medio ambiente de la degradación de la agricultura intensiva industrial. Además, buscan resolver el problema de cómo alimentar a una creciente población sin destruir el planeta y destacan que su carne no está modificada genéticamente ni necesita antibióticos para crecer.

Según la ONU, la crianza de animales que se usan como alimento es una de las principales causas del calentamiento global y la contaminación del aire y el agua, además de que se cree que en el futuro la industria ganadera sea capaz de saciar a la creciente población que se prevé aumente en los próximos años mientras lo recursos naturales disminuyen.

El cardiólogo Uma Valeti fundó en California, EU, Memphis Meats, una de las principales compañías cárnicas basadas en células, quien destacó: “Matamos 70 mil millones de animales cada año para alimentar a 7 mil millones de personas”.

Por otra parte, el doctor señaló que la demanda mundial de carne se duplica a medida que más personas salen de la pobreza y cree que la humanidad no será capaz de criar ganado y pollos suficientes para saciar el apetito de 9 mil millones de personas en el año 2050, “así que podríamos criar cualquier carne, ave o mariscos directamente a partir de esas células animales”.

Otras alternativas

De acuerdo a un artículo publicado en ElMundo, hay varias alternativas para sustituir la carne, la cual se produce no con células madre sino con mismos vegetales que le dan consistencia, sabor y hasta el color.

Una de éstas es la Beyond Burger, hecha con chícharos que ponen la carne, el betabel detalla el tono rojizo, mientras que el aceite de coco y el almidón de la papa su jugosidad. Esta hamburguesa fue patentada por la startup Beyond Meat, de Los Ángeles, que lo vende en tiendas food trucks y restaurantes.

Otra empresa que destaca es Impossible Foods, cuya hamburguesa fake de trigo esconde una sustancia que la hace destacar a la cual llaman hemo; esta es la que hace que el producto tenga el sabor y se parezca a la carne.

Abundante en el músculo animal (mioglobina), descubrieron cómo tomarla de la soya y cultivarla en una levadura mediante su fermentación. Implica un diseño genético que, aseguran, se compensa minimizando el impacto ambiental. Cabe destacar que en este alimento se reduce 74 por ciento el consumo de agua y crean 87 por ciento menos de emisiones.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!