Empresario agrícola invertirá en la región y generará más de un centenar de empleos

El empresario Carlos Capurro iniciará en la Región del Maule un proyecto agrícola que cuenta con una inversión de US$3 millones y que aspira a convertirse en el más moderno de la zona.

La economía chilena presenta signos de desaceleración y las cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE)dieron cuenta este mes de una tasa de desempleo en la región que llega al 7, 2%, superando la cifra nacional.

Es frente a este escenario que el empresario agrícola y ex corredor de Autos de Fórmula 3, Carlos Capurroanunció que realizará una millonaria inversión en la región. El proyecto contempla invertir cerca de US$ 3 millones en un periodo de 2 a 3 años para la construcción de un paking y frio en la comuna de Molina, que aspira a convertirse en uno de los más modernos de la zona. A esto se suma US$1 millón invertidos en la construcción de tres pozos subterráneos de última generación.

En las cerca de 800 hectáreas que le pertenecen se cultivan olivos, cerezas y manzanas y se da trabajo a más de 350 personas. El proyecto podría implicar aumentar considerablemente esta cifra. “Este plan significa una inversión de 3 millones de dólares y crear al menos 400 nuevos puestos de trabajo. Me siento parte activa de esta región, estoy comprometido con su desarrollo y considero fundamental apoyar la reactivación de su economía y la generación de empleo”, afirma el empresario.

Paralización del proyecto por falsa acusación

Hasta hace algunos meses, la inversión de Carlos Capurro se encontraba en medio de la incertidumbre,esto debido a denuncias y querellas criminales presentadasen la Dirección General de Aguas (DGA) y en el Juzgado de Garantía de Talca por un supuesto robo de aguasque se estaría realizando en el Rio Claro al extraer agua con 3 pozos de última tecnología.

A raíz de estas acciones se realizaron peritajes por peritos experimentados de la propia DGA quienes concluyeron que el agua que estos extraían proviene de un acuífero subterráneo que no tiene interferencia del Río Claro. Estos antecedentes fundaron el sobreseimiento definitivo del procedimiento decretado por el Juzgado de Garantía de Talca que estimó que los hechos investigados no eran constitutivos de delito. “La Dirección General de Aguas se dejó llevar por las falsas acusaciones de gente mal intencionada. Sin embargo, las pesquisas de esta misma institución y de la Policía de Investigaciones permitieron finalmente demostrar mi inocencia y fundar la dictación del sobreseimiento definitivo que en términos prácticos equivale a una decisión de absolutoria después de un juicio oral”, asegura.

Sin embargo, esta falsa acusación trajo consigo graves consecuencias para su negocio. La DGA prohibió la utilización de los pozos, lo que con la dictación del sobreseimiento definitivo de Carlos Capurro pretende alzar, así como además promover que se resuelvan sus solicitudes de inscripciones de derechos de agua solicitadas hace más de 7 años que con estos procedimientos quedaron paralizadas.

Las consecuencias de estos procesos no solo se manifestaron en sede judicial y administrativa sino que además, por la falta de agua debido a la prohibición de utilizar los pozos,cerca de 100 hectáreas de olivos se secaron y se dieron por perdida, sin contar las grandes pérdidas económicas que esta prohibición genera hasta la fecha.

A pesar de este mal momento el empresario agrícola pretende seguir invirtiendo en la zona y promoviendo su crecimiento. Es por eso que está a la espera que la DGA permita reactivar el uso de sus pozos para continuar generando nuevos proyectos. “La justicia finalmente dictaminó lo que siempre dijimos y, aunque esta demanda significó un mal momento personal, sigo creyendo en el potencial de esta región y por eso seguiré invirtiendo en ella. Ojalá otros empresarios también se sumen y aporten a la generación de nuevos empleos”, afirma.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!