En Constitución están felices con la nueva biblioteca

Lectores mauchos están encantados con el nuevo inmueble que forma parte del Plan de Reconstrucción Sustentable (PRES) de la ciudad. Valoran el lugar habilitado y la generosa oferta de textos para leer

CONSTITUCIÓN.- Sofía tiene 4 años. Aún no sabe leer, pero ello no es impedimento para disfrutar de los cuentos infantiles, especialmente cuando su mamá se los lee en la nueva Biblioteca Municipal de Constitución. El placer de la lectura y el descubrimiento de nuevos mundos se evidencian en sus pequeños ojos y también en los de su madre Catherine Benavides, quien confiesa que es primera vez que visita la nueva biblioteca desde que fue inaugurada el pasado 12 de noviembre y decidió hacerlo en compañía de su pequeña hija. “Tenía curiosidad, quería saber cómo era y me gustó mucho. Está mejor ubicada, no está escondida como la otra. Me gusta la infraestructura, está bonita, hay hartos libros”, dice, mientras con la mirada recorre las estanterías repletas de textos y toma otro libro de cuentos para continuar leyéndole a su pequeña.

Se trata de un inmueble de innovador diseño, a cargo del arquitecto Sebastián Irarrázabal, donde destaca el uso de la madera en su construcción y donde conjugan armoniosamente el espacio y la luz, ofreciendo a los visitantes un lugar acogedor y funcional.

La nueva Biblioteca Municipal está ubicada en calle Oñederra, frente a la Plaza de Armas, y forma parte del Plan de Reconstrucción Sustentable (PRES) de la ciudad, impulsado por Arauco, la Municipalidad y el Ministerio de la Vivienda y Urbanismo. La inversión de este proyecto alcanzó los 310 millones de pesos, aportados por el Banco Itaú y el municipio, contando además con la contribución de la Fundación Educacional Arauco, en el equipamiento, la dotación de nuevos títulos y la capacitación del personal a cargo.

Es un día cualquiera en la moderna biblioteca de Constitución y el ingreso de personas es constante. Si bien algunos buscan computadores para conectarse gratuitamente a internet -otro de los servicios que ofrece el lugar-, hay otros visitantes que se van directo a las estanterías colmadas de textos de novelas, cuentos, poesía, y también diccionarios y libros más técnicos.

Kelli Tapia y Catalina Pavez son estudiantes del Liceo Politécnico y cada vez que pueden se arrancan a la biblioteca. Son alumnas de segundo medio, amigas y amantes de la lectura. Y por eso están fascinadas con este nuevo lugar cultural.

“Está muy bonita, interesante e innovadora. Con muchos libros. Esta es la tercera vez que vengo y ya he leído más de 20 libros. Una vez fui a la antigua, pero ésta es mucho mejor”, señala Kelli, al tiempo que hojea un texto.

Su amiga Catalina, a escasos metros, repite el mismo ejercicio de revisar un libro, restándole horas a la abulia.

“Me encanta leer muchos libros y me encantó que hicieran esto porque es mucho más fácil venir y ver los libros. Todo está muy ordenado y hay más espacio, es cómodo”, sostiene Catalina, quien gusta de los textos de ciencia ficción, terror y de animación. Además, confiesa que también escribe novelas, lo que le permite soñar que alguna vez sus textos también puedan formar parte de la biblioteca.

Pero no sólo los asiduos visitantes al templo de la lectura están encantados con la nueva biblioteca. El agrado también es compartido por quienes laboran en este lugar. Luz Figueroa trabaja en la biblioteca hace más de 10 años y está feliz con este nuevo espacio.

“Está muy bonita, esta biblioteca está preciosa, tenemos harto espacio para los niños”, afirma con entusiasmo, precisando que todos los días -de lunes a viernes- son muchas las personas que acuden al inmueble, especialmente escolares y también adultos con un poco más de tiempo para pasar a leer.

10 mil libros

Ricardo Cumming, es profesor de castellano y desde 1995 está vinculado a la biblioteca, primero con algunas horas y actualmente, a tiempo completo. Con paciencia encomiable atiende a los visitantes que buscan recomendaciones para leer.

Sin embargo, por estos días está abocado totalmente al registro y clasificación de los libros. Cuenta que a los textos que llegaron desde la antigua biblioteca, se sumaron mil títulos nuevos de parte de la Fundación Educacional Arauco y se espera que en los próximos días arriben más textos desde la Dibam.

El profesor estima que se podría llegar a los 10 mil libros en la biblioteca, lo que es una buena oferta para los mauchos, más aún cuando la apuesta de todos quienes colaboraron en la materialización de este proyecto del PRES, es a convertir a Constitución en una ciudad de lectores.

biblioteca constitucion 2

 

 

 

 

 

 

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!