En el Maule se reforzó mensaje preventivo sobre la venta de sustancias inhalables a niños, niñas y adolescentes

Con el objetivo de generar conciencia y recordar que la venta es sancionada en el artículo 5 de la ley 20.000 de drogas.

TALCA.-El Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (SENDA) a través de su programa Senda Previene Talca realizó una interesante campaña destinada a los  locales  de venta de productos de sustancias inhalables ubicados en calle 2 sur y calle 1 sur de la comuna.

El objetivo de la campaña fue informar sobre la ley 20.000 y la sanción que conlleva vender sustancias inhalables a los locatarios, pero también se trata de sensibilizar a la comunidad en general apelando a su responsabilidad moral y social de no seguir  vendiendo estos productos que dañan a estos jóvenes, niños y niñas.

La directora regional del SENDA, Patricia Gajardo Pinto indicó “esta actividad es muy relevante para nosotros ya que justamente en este sector se da el tema del consumo de inhalables, por lo tanto nosotros tenemos la responsabilidad de hacer un trabajo con la comunidad, con los locatarios, con las personas mayores, ya que muchas veces son ellos los que están comprando estas sustancias y entregándoselas a los jóvenes; por lo mismo  el mensaje es llamar a la responsabilidad, al cumplimiento de la ley y a que todos juntos trabajemos por la prevención, tener gente más contenta, con mejor calidad de vida y con menos consumo de drogas”.

El programa Senda Previene Talca realiza esta campaña como parte del plan de trabajo  que se ejecuta en el sector focalizado y que fue elaborado por los actores que participan de la mesa del barrio, siendo estas el Hogar de Cristo, Centro de Vecinos, Tenencia de Carabineros, Club Deportivo Daniel Vargas, SERPAJ con su programas adulto calle y niño calle, Iglesia Inmaculada Concepción, INACAP y Talcalle.

Es importante también destacar que este trabajo busca informar a la comuna que actualmente existe una oferta de prevención, intervención y voluntariado que trabajan  con  personas en situación de calle.

Por otro lado, el Teniente de Carabineros Héctor Morales Cáceres indicó; “la mayor problemática que tenemos con la venta de estos inhalantes son los jóvenes que se encuentran en el terminal de buses, por eso estamos haciendo esta campaña, con las diferentes entidades, para generar conciencia que deben tener tanto los vendedores y para la gente que debe denunciar este tipo de delitos”.

 

 

 

 

 

 

 

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!