Endesa Chile realizó rescate y relocalización de flora y fauna en los sectores donde se construirá central los cóndores

La medida es parte de los compromisos medioambientales asumidos por la compañía en la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) de la iniciativa energética y consideró un total de 188,6 hectáreas, desde donde se trasladaron cerca de siete mil especies de Geofitas y Bulbos  y se reubicaron más de mil especies animales propias de la Cuenca del Maule.

Las áreas de rescate se enmarcaron en los sectores de influencia directa del proyecto central hidroeléctrica Los Cóndores, que Endesa Chile está desarrollando en la cuenca alta del Maule, tanto de manera temporal durante la etapa de construcción como son los yacimientos, instalación de faenas y campamentos; como también las áreas de emplazamiento de las obras definitivas como el Patio de Mufas (zona donde la central entrega su energía) y zona de descarga, todo ubicado en la alta cordillera.

El alcance del programa de rescate y relocalización de la fauna de baja movilidad en el proyecto consideró a todas las especies de anfibios, reptiles y micro-mamíferos nativos, presentes en el área de influencia. Además, como parte del programa de manejo, se consideró una caracterización general de las áreas definidas para la relocalización de los individuos similar a su hábitat natural.

Para la flora se consideró el rescate y trasplantes de geófitas, en la superficie de obras permanentes y temporales del proyecto. También se consideró como especie sujeta a manejo el cactus hiberno, especie endémica de la zona, implementando medidas de protección en los lugares aledaños a terrenos a intervenir durante la construcción, así como a su rescate y trasplante en los lugares de intervención.

Un equipo profesionales especializados en medio ambiental se abocaron a esta tarea durante dos meses. El compromiso de Endesa Chile es realizar un monitoreo y seguimiento a las especies relocalizadas.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!