Escolares talquinos presentaron proyecto para enviar abejas a Marte

El proyecto fue originalmente presentado en el Museo Interactivo Mirador para incubar 400 abejas reinas. Ahora los alumnos trabajan en un prototipo más pequeño para la NASA.

SANTIAGO.- Los alumnos del colegio Juan Piamarta de Talca, encabezada por los alumnos de tercero medio Alexia Campos y Cristián Rojas, crearon una incubadora de 400 abejas reinas sanas, con el fin de contribuir a la disminución que actualmente vive estos importantes insectos para todo el ecosistema.

En la nota aparecida ayer en LasÚltimasNoticias (LUN) del lunes 8 de octubre, se señala que para un correcto funcionamiento de la incubadora debe estar a 35,5°C y a 60% de humedad, lo que se obtiene del trabajo de un cubículo con agua y un humidificador. Además, posee dos pequeños ventiladores que permiten sacar el aire caliente y la humedad, respectivamente, los que se activan con un sensor.

Alexia Campos señaló al medio de circulación nacional que “lo que hacemos es crear la atmósfera óptima para el desarrollo de la abeja. En las colmenas hay infecciones que hacen que la abeja sea más débil y en esta incubadora nacen saludables”.

Tras el éxito de este proyecto, los alumnos viajaron al Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), en Estados Unidos, que conocieron de esta nueva técnica, pero los alumnos volvieron con un desafío mayor.

“La NASA nos dio el reto de crear una incubadora con las mismas características, pero con medidas más pequeñas, para crear un ecosistema artificial en Marte. Debía pesar un kilo”, puntualizó Campos a LUN.

La incubadora está actualmente en exhibición, a pleno funcionamiento, en la nueva sala “espacio innovador” del Museo Interactivo Mirador (MIM), donde solo falta la aprobación final de la NASA.

La creación fue posible gracias a una impresora 3D que es solo es para 15 abejas -y dos sensores-, a diferencia de las 400 abejas y un sensor del modelo original.

“Si están en el espacio y un sensor se echa a perder, no podría captar la temperatura para encender y apagar los calefactores. Entonces le colocamos dos, para que el otro empiece a funcionar automáticamente si falla”, finalizó Campos.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!