[Este Domingo] Culminación del Congreso Eucarístico en Diócesis de Talca

El próximo 25 de noviembre se llevará a cabo un acto de culminación del Congreso Eucarístico Nacional, comenzando en la parroquia San Agustín de Talca, ubicada en 4 Norte 2 Oriente, a las 17:00 horas.

TALCA.- Junto a Cristo Peregrino, se dará cierre a este Congreso Eucarístico que en tiempos difíciles se mostró como una caricia de Dios, así lo aseguró el Administrador Apostólico de la Diócesis de Talca, monseñor Galo Fernández.

“Sin duda, este Congreso Eucarístico no ha sido como el estereotipo de un acto multitudinario en el marco de una Iglesia triunfalista, ha sido más bien una caricia de Dios en medio de un tiempo difícil, pero que esa caricia realmente nos ha hecho mucho bien, en el silencio, la oración, en volvernos a ponernos a Jesús al centro (…) en esa visita del Cristo Peregrino ha estado esta caricia de Dios, yo creo que vale la pena que hagamos la celebración para dar gracias por esa caricia y que de algún modo sea la Eucaristía una fuente que nos siga renovando en nuestro peregrinar”.

Además, el obispo indicó que un Congreso Eucarístico no se mide por las grandezas humanas que se logren desplegar durante su realización, sino en la grandeza del misterio de Dios que se ha hecho pequeño y que ha venido a compartir nuestras miserias y fragilidades.

Por esta razón, el Administrador Apostólico invita a toda la comunidad diocesana a encontrarse el domingo 25 de noviembre, para celebrar en la fiesta de Cristo Rey la culminación de este Congreso Eucarístico:  “Convocamos con cariño y con alegría a todos los que quieran participar, el domingo de Cristo Rey nos vamos a juntar a las 17:00 horas en la iglesia San Agustín para partir por la calle, pasando frente a la capilla de Adoración Perpetua para culminar en la catedral celebrando la Eucaristía, invitamos a toda la Iglesia de Talca para esa fiesta”.

Por último, monseñor Galo Fernández indicó que “mucho nos queda por crecer en la vivencia y la comprensión de este misterio tan central de la vida cristiana”, invitando a no quedarnos conformes ante esto, en ningún momento de la vida que nos ha dado el Señor.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!