Estudiantes de la PUC comparó matrimonio homosexual con la pedofilia y zoofilia

“Esto sucede cuando se presenta como amor auténticamente humano la relación sexual que no lo es, como la de dos personas del mismo sexo, o entre más de dos personas, o con niños, o personas con animales”, afirma la Asociación de Estudiantes San Alberto Hurtado a través de una carta en redes sociales.

En la Casa Central de la Pontificia Universidad Católica un grupo de estudiantes desplegó un lienzo con la consigna “Los niños tienen derecho a un papá (XY) y una mamá (XX)”, el cual generó opiniones divididas entre los estudiantes y que rápidamente fue difundido por redes sociales.

Esto motivó que la Asociación de Estudiantes San Alberto Hurtado, como se han denominado, explicara la situación en una carta a través de su página de Facebook, donde reiteran la necesidad en que los padres sean “un hombre y una mujer, y que lo sean biológicamente”, además de comparar el matrimonio homosexual con la pedofilia y la zoofilia.

“El cartel que colgamos pretende manifestar nuestra postura frente al matrimonio, los hijos que de él surgen y las teorías de género; rechazando a su vez la promoción de estas teorías por parte de la Federación de nuestra Universidad”, comienza el texto compartido por la agrupación.

Además, critican el rol que ha tenido la federación de estudiantes de dicha casa de estudios, pues sería “contrario al de una universidad católica”.

“Los niños tienen derecho a un papá y a una mamá, lo que corresponde a un hombre y una mujer, que lo sean biológicamente. Los niños tienen derecho a nacer y crecer en una familia fundada en el matrimonio“, continúa.

Por otro lado, si bien explican que un niño puede crecer en un ambiente “sin la presencia viva del amor matrimonial”, señalan que otros tipos de familias serían contrarios a este, como “cuando se presenta como amor auténticamente humano la relación sexual que no lo es, como la de dos personas del mismo sexo, o entre más de dos personas, o con niños, o personas con animales“.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!