Estudio explica cómo la comida chatarra puede afectar gravemente al cerebro

Aquel tipo de alimentación, sumado a la falta de ejercicio, podría provocar demencia y encogimiento cerebral.

Un estudio realizado por la Universidad Nacional Australiana (ANU) dio cuenta de las consecuencias que produce la mala alimentación y el poco ejercicio en las personas. Según afirman, un 10% de la población del planeta padecerá diabetes tipo 2 en el 2030, mientras que el cerebro también puede verse perjudicado.

Nicolas Cherbuin, uno de los encargados de la investigación, aseguró que los malos hábitos alimenticios son tremendamente perjudiciales para el diario vivir.

«Hemos hallado pruebas claras que indican que los hábitos nutritivos no saludables y la falta de ejercicio por períodos de tiempo sostenidos conllevan un serio riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2 y un declive significativo de las funciones cerebrales como la demencia y el encogimiento cerebral», dijo según consigna El Comercio.

«La gente se está consumiendo el cerebro con esta dieta realmente mala de comida rápida y casi nada de ejercicio», agregó.

Entre lo que destaca Cherbuin es que las personas «toman conciencia» sobre su salud muy tarde en su vida, lo que genera que no existan muchas alternativas para prevenir enfermedades.

«El daño causado es bastante irreversible una vez que la persona alcanza la edad madura». La manera de prevenir este tipo de situaciones es comenzar la alimentación saludable lo antes posible en la vida de las personas. «Instamos a todo el mundo a comer de forma saludable y a ponerse en forma lo antes posible, preferentemente durante la infancia, pero sobre todo al inicio de la edad adulta», concluyó.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!