Ex funcionaria del Minsal: «Nos pidieron manipular la base de datos»

«Para mí fue muy evidente que eso era impropio, que no lo podíamos hacer», dijo Andrea Albagli ante la Fiscalía, acusando que el ex ministro Mañalich pidió borrar registros para hacer calzar» los datos diarios con los de Epivigila.

La exjefa de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud (Minsal), Andrea Albagli Iruretagoyena, reveló durante una declaración ante la Fiscalía que se les pidió modificar datos con respecto al estado de la pandemia en el país.

Según dijo Albagli, «recuerdo con mucha claridad un día que nos piden que cambiemos la información. El ministro (Mañalich) informaba con un sistema desconocido para nosotros, paralelo, que primero eran llamados telefónicos, luego un código de acceso que ponían los totales. Informaba estas cifras en la mañana, previo a que publicaremos los informes».

«El 24 de abril, porque previamente el valor absoluto reportado desde Epidemiología era siempre inferior a lo reportado por el ministro, ese día pasó que la información que estaba en Epivigila sobrepasó lo informado por Mañalich. Así que cuando ya había recibido la base de datos, mi jefatura directa, Rodrigo Fuentes, me indica que por pedido del ministro hay que borrar los últimos registros para hacerlo calzar, porque si bien podía haber diferencias, la información de Epivigila no podía exceder lo informado por el ministro. Nosotros no lo hicimos”, declaró la exfuncionaria, según publica La Tercera.

Esto en el marco de la investigación que lleva adelante la Fiscalía por la presunta diseminación imprudente de gérmenes patógenos en medio de la pandemia por el que están querellados el Presidente Sebastián Piñera, el exministro Jaime Mañalich y otras autoridades de Gobierno.

«Esta solicitud la realiza mi jefatura directa, pero a nombre del gabinete. Ese día el Gap eran 30 casos, era pequeño. Eran 30 casos de contagio no más. Me piden del gabinete del ministro que vuelva a hacerlo para que se ajuste, entre comillas, el valor sin superar a lo informado por el ministro», declaró.

Asimismo, reconoció que «para mí fue muy evidente que eso era impropio, que no lo podíamos hacer. Esta indicación la recibimos a las 11.30 horas a las 12.00 horas. El informe (epidemiológoco) lo teníamos listo y lo estábamos terminando, antes de su publicación en la tarde, ahí fue cuando nos pidieron que modificáramos el informe y la base de datos a lo que el ministro había dicho. Fue verbal pero hay más testigos».

Albagli explicó que finalmente lo que se hizo fue adelantar el corte de la hora en que se descargaba la base de datos para hacerla calzar con el número informado por el Ministro.

«Con la base de datos me refiero a lo que se extrae de Epivigila, lo que se descarga. Lo que ocurrió fue que rechacé la solicitud, porque manipular la base de datos es una irregularidad. Se mantuvo la orden del ministro, que no era admisible, por lo que se pidió que cambiaran el punto de corte de la base, que si era descargada a las 22.00, por ejemplo, se descargaba antes, no recuerdo bien pero el corte se corrió para las 18.00. Adelantaron el punto de corte hasta que hubiera un valor igual o inferior a lo informado por el ministro», afirmó.

Relación de muertes con nivel socieconómico

En su declaración, la exfuncionaria además expresó que dentro del departamento se hizo un estudio sobre el riesgo de morir por Covid en diferentes personas dando como resultado que los adscritos a Fonasa tenían mayor probabilidad de fallecer que aquellos que estaba en Isapre, información que fue descartada por el actual ministro Paris.

“Me pareció información relevante y lo informo a las jefaturas. Hace unos días el ministro Paris dice que hay información que descarta la relación entre letalidad y pobreza, eso falta a la verdad, ya que si bien son modelos complejos sujetos a mejora, al menos hay información relevante que lo sugiere, así que cuando está descartada, no existe información que pueda descartar esta información. Ese correo lo envié el 22 de junio», aseveró.

Andrea Albagli Iruretagoyena dejó de ser parte del equipo de Epidemiología, según declaró, en parte por este episodio, lo que se sumó a la posibilidad de hacer un doctorado en la Universidad de Toronto.

«Cuando nos piden manipular la base de datos, que aunque no se haya hecho, se tomó una decisión que si bien no es falta administrativa, sigue siendo reprochable por una decisión de no informar todo lo que se podía informar”, relató.