Exigen que Juan Castro pague de su bolsillo multa contra el municipio por homofobia

Acompañado de tres trabajadores despedidos de la Municipalidad de Talca en razón de su orientación sexual, el dirigente de Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), Rolando Jiménez, entregó una carta de protesta contra el alcalde Juan Castro por su “comprobada responsabilidad en estos hechos”.

En la misiva, dejada en la Municipalidad, el Movilh lamentó que Castro aún no ofrezca disculpas públicas al asistente social César Cepeda, al kinesiólogo L.A.S.A y al administrador J.D.P.U, quienes fueron despedidos el 30 de junio pasado en razón de su orientación sexual, hechos comprobados por el Juzgado de Letras del Trabajo.

En efecto, el anterior 24 de diciembre el juez Jaime Cruces condenó a la Ilustre Municipalidad de Talca a pagar $27.945.588 por el despido arbitrario, además de obligar al edil a tomar un curso en derechos humanos.

En la carta de hoy, el Movilh le expresó al alcalde que “el Municipio, lejos de ofrecer disculpas públicas a los afectados, se mantuvo firme ante los tribunales en negar los atropellos discriminatorios, lo que a usted lo convierte en cómplice de uno de los más escandalosos casos de homofobia laboral conocidos en la historia del país”.

“Cuando la máxima autoridad de una institución hace oídos sordos a las denuncias, cuando no la investiga debidamente y cuando, tras un fallo de la justicia, no ofrece disculpas a los afectados, pasa a ser responsable directo de los atropellos”, indicó la misiva, junto con recordar que a lo expuesto se “suman similares acosos padecidos por el director comunal de Salud, Hernando Durán”, quien también presentó una denuncia en tribunales, aún en trámite.

En ese sentido, el Movilh demandó al edil a que “ofrezca disculpas públicas a los afectados, implemente talleres de capacitación sobre derechos humanos y no discriminación para todos los funcionarios municipales y, en un gesto que consideramos ético y moral, sea usted quien done a la Municipalidad la multa impuesta por el Juzgado de Letras del Trabajo. ¿O considera justo que fondos de los todos los talquinos sean usados para pagar bochornosos abusos de homofobia que usted pudo haber evitado?”, finalizó la misiva

Entregada la carta, el Movilh se reunió con los trabajadores despedidos y Durán, para solidarizar con ellos y orientarlos en nuevos pasos judiciales.

Fuente Movilh.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!