Exitosa campaña de donación de sangre realizada por U. Autónoma  y Casa del Donante

En Chile para satisfacer los requerimientos sanguíneos en forma óptima se necesitan unas 250.000 donaciones anuales. Sin embargo, existe escasa conciencia de la importancia de realizar esta acción de manera voluntaria sólo el 23 % de  las donaciones realizadas en un año normal.

TALCA.- Bajo la consigna “Gracias por salvarme la vida” la carrera de Enfermería de la Universidad Autónoma de Chile sede Talca, en conjunto con la Casa del Donante, realizaron la primera campaña del donación de sangre correspondiente al año 2015. La campaña, que se desarrolló en el Aula Magna de esta casa de estudios, contó con el aporte de funcionarios administrativos, académicos y estudiantes.

 De acuerdo a lo establecido por la OMS – Organización Mundial de la Salud-  en  junio de cada año se celebra en todo el mundo el Día Mundial del Donante de Sangre. Su objetivo es agradecer a los donantes su contribución voluntaria. Este acto desinteresado  permite salvar vidas y concientizar sobre la necesidad de donar sangre.

Janet Vargas, Directora de la carrera de Enfermería, destacó la importancia de que los alumnos ligados al área de la salud participen de estas iniciativas “La Responsabilidad Social Universitaria es uno de los valores que como universidad inculcamos fuertemente en nuestros estudiantes, este componente altruista y solidario debe ser una obligación moral para quienes serán profesionales en salud. Es por esto que anualmente participamos de esta actividad, con el único fin de ayudar de manera concreta a los distintos servicios médicos que necesitan mantener una alta dotación en sus bancos de sangre”, señaló.

Estas colectas móviles  ya son una tradición para los estudiantes y docentes de la UA, las que  tienen como propósito crear conciencia en la población acerca de la relevancia de convertirse en un donante voluntario, aumentando las posibilidades y la calidad de vida de otros con este simple gesto.

Es así como más de 60 personas se acercaron a sala dispuesta para estos efectos y contribuyeron con la iniciativa. Este el caso del estudiante de Derecho, Rodrigo Rojas, quien agregó: “Donar sangre es una acto que permite salvar vidas, por ejemplo, en caso de accidentes o enfermedades graves los pacientes requieren transfusiones y muchas veces las realizadas por sus familiares no son suficientes. Bajo mi punto de vista es un deber ético”.

Al igual que los estudiantes, funcionarios, administrativos y académicos también hicieron su aporte “estoy acá por vocación, soy técnico en enfermería y el primer año de mi carrera me quedó muy grabado la importancia de cuidar y salvar vidas. Entonces, cuando uno decide ser parte del sistema de salud debe cooperar con todas las instancias que la promuevan el bienestar de las personas”, puntualizó  Daniel Calderón, administrativo del Centro de Simulación de la Facultad de Ciencias de la Salud en Talca.

En nuestro país este tipo de donación aún no sobrepasa el 23 % por lo que actualmente existe diversas políticas públicas ligadas a este tópico. De hecho, sólo la Región Metropolitana requiere en sus centros asistenciales públicos cerca  de 100 mil donaciones de las  250 mil  que se requieren a nivel nacional.

 No obstante, la región del Maule durante el año 2014  contó con 14 mil donaciones de un total esperado de 15 mil, lo que demuestra que el trabajo mancomunado de diversas instituciones y la  Casa del Donante han dado buenos resultados, sin embrago,  pueden mejorar.

De acuerdo a lo señalado por Francisco Pino, tecnólogo médico de la Casa del Donante, el aporte realizado anualmente por la casa de estudios maulina, es uno de los más  cuantiosos a nivel regional “esta es una campaña que realizamos año a año y la replicamos en varios establecimientos educacionales de nivel superior, pero hay que destacar que  es característico de la Universidad Autónoma de Chile ser la institución con el número más alto de donadores voluntarios en un día. Hecho que agradecemos enormemente”, enfatizó.

Lo importante es donar regularmente y sin presiones de ningún tipo. El donante repone rápidamente el volumen de la sangre mediante la ingesta de líquido, sin producirle daño alguno.

En general no hay contraindicaciones para donar, a excepción de trabajos de esfuerzo físico inmediatamente después de la donación.  Sin embargo, se toman todas las medidas para que situaciones como estas no ocurran. Tampoco es dañino para la salud, tanto así que existen donadores permanentes, quienes acuden a los lugares establecidos para la donación. En este sentido una persona puede donar sangre cada  tres meses si es hombre o cuatro si es mujer, sin riesgo alguno para su salud.

Quienes deseen donar sangre, deben tener entre 18 y 65 años; mantener conductas de vida saludable; pesar más de 50 kilos; haber ingerido alimentos en las últimas 6 horas; no estar embarazada y asistir con el carné de identidad.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!