Experto advierte sobre los riesgos del consumo de suplementos alimenticios

En el marco de la Jornada de Actualización realizada por la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad de Talca, profesionales de esta área conocieron el funcionamiento de este tipo de alimentos y la manera en la que interactúan los fármacos y los nutrientes.

TALCA.- “Todo suplemento alimenticio conlleva riesgos y es mejor asesorarse con un profesional de la salud”, así de categórica es la afirmación de Enrique Ureta, académico de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad de Talca (UTALCA) y quien expuso durante la Jornada de Actualización para profesionales de esta área que organizó esta Casa de Estudios denominada “Interacción fármaco nutriente, suplementos o complementos alimenticios en el adulto”.​

De acuerdo con Ureta, el consumo de los también llamados complementos alimenticios se ha triplicado. “Un suplemento, como su nombre lo indica, tiene como función suplir, pero si uno tiene una dieta balanceada no los necesitaría. Sin embargo, en la vida actual con estrés y con la falta de tiempo para alimentarse adecuadamente y el consumo de alimentos procesados; hay una serie de nutrientes que a vece son se pueden incorporar en la dieta como antiguamente sí se podía y ahí es donde la industria ve la oportunidad de elaborar los suplementos”, explicó.

El experto recomienda su consumo solo basándose en una asesoría previa. “Los suplementos también tiene riesgos, su consumo debe ser consultado con el médico, nutricionista y con el farmacéutico, pues pueden acarrear ciertas complicaciones. El cuerpo es sabio y lo que no usa, lo elimina. Un exceso de vitaminas del complejo B, por ejemplo, que son hidrosolubles, puede tener ciertos beneficios para quien lo necesite, pero el exceso de esto va a ser eliminado a través de la orina”, indicó.

En algunos casos, las dosis que se comercializan son excesivas e implican que el organismo tenga que trabajar de manera diferente. “En el caso de vitaminas clásicas como la vitamina C, que se dice que es útil para cuatros de resfrío, algo que no está 100 por ciento demostrado; los requerimientos nutricionales no son más de 200 milígramos al día, algo que se satisface con un par de naranja diarias, sin embargo, si uno va a la farmacia, ve que se vende vitaminas C de 100 milígramos, de 500 y hasta de 1 y  2 gramos, concentraciones que no son necesarias y lo único que se está haciendo es darle más trabajo a los riñones”, advirtió el académico Enrique Ureta.

Ureta entrega más ejemplos sobre los mitos que se han creado respecto a los suplementos. El profesional explicó que “el colágeno está siendo muy utilizado por los adultos mayores. Es un alimento, es una proteína común y corriente, sin embargo, se le están adjudicando propiedades terapéuticas para los tratamientos de artrosis y malestares en los huesos. Es importante que los profesionales de la atención primaria estén al tanto de esto por cuanto pueden recibir consultas al respecto o incluso pueden desmitificar cierta información que van a encontrar en los medios masivos”.

“Hay estudios que indican que la arginina (aminoácido) puede ayudar, entre otras cosas, a disminuir la resistencia a la insulina. Pero eso no quiere decir que una persona que consume 500 miligramos de arginina todos los días, va disminuir la resistencia a la insulina si sigue consumiendo dulces, grasas saturadas y llevando una vida sedentaria”, afirmó Ureta.

De ahí la importancia de mantener una dieta equilibrada y no dejarse llevar por la publicidad. “La gente tiene el concepto de que como los suplementos son alimentos, son productos naturales, asocian lo natural con saludable”, aseguró.

“No hay mayores secretos para tener una buena salud: una muy buena nutrición, ejercicio físico, una vida activa, sin embargo, el ser humano tiene de a buscar el camino más fácil y creen que una pastilla puede solucionar el problema”, puntualizó el académico.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!