Familias emocionadas al recibir las llaves de sus viviendas en Iloca

34 de las 60 familias beneficiadas eran damnificadas por el terremoto y posterior tsunami del 2010, las otras 26 adquirieron su hogar gracias al proceso regular con ahorro. La mayoría de los nuevos habitantes de la Villa Rancura de Iloca se dedica a la pesca.  Las obras se iniciaron en agosto del 2014. Y hoy se llegó al fin de un proceso cargado de emociones.

ILOCA.- Las viviendas cumplen con las normas en materia de seguridad sismográfica. Por su parte, el Serviu de la Región del Maule ha capacitado a las familias en temas de salud, organización comunitaria para prepararse para la vida en el nuevo barrio, promoción e inscripción de interesados en nivelar estudios y un taller de prevención de emergencias en el hogar.

El Intendente de la Región del Maule, Pablo Meza comentó: “Acá estamos cumpliendo con un compromiso de la presidenta Bachelet, pero también con un deber con estos compatriotas para que vivan con una mejor calidad de vida, más digna y felices”.

Muchos fueron los afectados tras el 27F, Ana Jara es una vecina beneficiada con su nuevo hogar “Nosotros el 2010 perdimos todo. Fue muy difícil para ponernos de pie. Pasamos varios años de allegados en un terreno de un caballero amigo de mi esposo. Es una felicidad inmensa. Las casas son hermosas.  Son varios sentimientos que se vienen a la mente y gratitud enorme de tantas personas que hicieron esto realidad”.

En la actividad estuvo presente el seremi del Munvu del Maule, Rodrigo Sepúlveda, el director del Serviu Subrogante; el Presidente del Consejo Regional, Boris Tapia; el Gobernador de Curicó Subrogante y el alcalde de Licantén, entre varias autoridades regionales y vecinos beneficiados.

Características de las casas

Las viviendas son de 50 metros cuadrados y tienen la posibilidad de ampliarse. El primer piso de la estructura es de machones, vigas y cadenas  de hormigón armado y tabiques de metalcon. Además, dispone de living, comedor, cocina y baño con artefactos. La escalera es de madera. Luego, en el segundo piso poseen dos dormitorios. El terreno de la vivienda es de unos 100 metros cuadrados aproximadamente. La inversión total del proyecto es de dos mil millones de pesos  ($1.999.069.020).

El conjunto habitacional se encuentra ubicado el sector de Iloca, en la ruta J-60 más conocida como avenida Besoain. Al lado de las viviendas está el Consultorio del sector, están frente a Bomberos y Sede Social. La escuela y reten de carabineros se ubican a 200 metros aproximados. La locomoción colectiva pasa por fuera del conjunto en la carretera que recorre toda la costa hasta Vichuquén. La vista que tienen desde la loma que están es hacia el mar.

“la felicidad más grande que podemos sentir. Al fin vamos a tener nuestra casa. Esperamos cinco años desde el tsunami que se llevó toda mi casa”, acotó Jonathan Jara, vecino de la nueva Villa Rencura de Iloca.

Fin de un proceso

Lo particular de esta entrega es que con estas viviendas se finaliza en la Región del Maule el proceso de entrega de conjuntos habitacionales del plan de reconstrucción. Sin duda, ha sido un largo y arduo proceso, no exento de dificultades con un rol activo del estado. El Intendente Pablo Meza, comentó respecto a esto: “Es la última etapa de lo que llamamos plan de reconstrucción, sin embargo existen subsidios individuales pendientes y de terreno propio. Eso veremos cómo podemos llevarlo a buen término en el menor tiempo posible”.

 

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!