Familias maulinas se preparan para el primer día de jardín infantil

Se espera que el 5 de marzo los niños y niñas se integren a los establecimientos e inicien  actividades de Educación Parvularia . Fundación Integra cuenta con una capacidad de atención regional de  8 mil 691 cupos

TALCA.- El inicio de actividades de Educación Parvularia está a la vuelta de la esquina. Las familias maulinas y de todo Chile despiden las vacaciones de verano, mientras se preparan para el primer día de jardín de infancia y sala cuna de sus hijos e hijas; un hecho socialmente importante, puesto que implica cambios para los niños y niñas, como: incorporarse a un  espacio distinto al habitual y separarse de las personas más cercanas para quedar al cuidado de adultos que no conocen, además empiezan a relacionarse con otros niños y niñas.

Es fundamental que los niños y niñas vivan una transición positiva y gratificante, que sirva  como oportunidad para aprender nuevas experiencias a través de juegos.  El proceso impacta a todo el entorno del niño o niña, por lo que la familia es un participante activo y esencial en  esta transición.

Se espera que el próximo lunes, 5 de marzo, los niños y niñas se integren  a los establecimientos e inicien actividades del Año Parvulario, es por esto que Fundación Integra, institución que en la región del Maule cuenta con una capacidad de atención regional de 8.691 cupos,  a través de sus 122 establecimientos, entrega recomendaciones para este cambio socialmente importante.

Es de destacar que  Fundación Integra tiene  27 años de experiencia y brinda educación parvularia de calidad en más de 1.200 jardines infantiles y salas cunas de todo Chile.

ACOMPAÑAR A LOS NIÑOS Y NIÑAS

Fundación Integra entrega las siguientes recomendaciones, para enfrentar como familia los cambios que representan los primeros días en el jardín de infancia y sala cuna de los niños y niñas.

-Hable con el niño o niñas sobre la nueva experiencia que vivirá, con una mirada positiva al cambio. Explíquele que tendrá nuevos amigos y aprenderá cosas nuevas.

-Lleve a su hijo o hija a conocer el jardín de infancia o sala cuna. Es una buena manera de acercarlo a esta nueva etapa.  Muéstrele su sala, el baño y los juegos para que se sienta más seguro.  Preséntele a los adultos que lo acompañarán.

-Los hábitos y horarios de alimentación y sueño del niño o niña se modifican con la entrada a la sala cuna o jardín infantil. Es importante adecuarlos con anterioridad para evitar un cambio drástico en las rutinas diarias. Consulte los horarios de alimentación y descanso que recibirá su hijo o hija, para incorporarlos  paulatinamente al hogar.

-Una vez que el niño o niña acude a la sala cuna o jardín infantil, la asistencia debe ser lo más continua posible, ya que esto le ayudará a familiarizarse de manera más rápida al espacio al cual se incorpora. Generará vínculos de afecto y confianza.

-No le mienta ni salga  en secreto  de la sala. Explíquele que se retirará, pero volverá a buscarlo más tarde.

-Evite traspasarle miedos y aprensiones. Si se muestra seguro y tranquilo, será más fácil para los niños y niñas.

-Así como los adultos, un niño o niña puede sentir nervios ante los cambios.  Por esto, respete sus sentimientos y sus medios de expresión. Es importante contenerlos, sin reprochar el llanto u  otras reacciones. Colóquese a su altura, mírelo a los ojos y háblele con calma.

-Cuando el niño o niños lo requiera, el apoderado puede acompañarlo durante parte de la jornada. Consulte si esto es posible en el establecimiento al cual asiste su hijo o hija.  Su tiempo de permanencia podrá disminuir gradualmente, a medida que se sienta más seguro.

-Comparta con el equipo del jardín o sala cuna antecedentes relevantes de alimentación, control de esfínter,  descanso   y tratamientos médicos de su niño o niña.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!