Fiscalizan agua potable rural en Yerbas Buenas

Como uno forma de prevenir y reforzar los cuidados en torno al agua potable rural, las autoridades inspeccionaron el recurso que consume la población del sector rural de la comuna.

YERBAS BUENAS.- Han sido noticia a nivel nacional los casos de cólera que se han dado a conocer en la Región Metropolitana. En el Maule no se han reportado casos de este tipo, sin embargo, la prevención como una forma de reforzar los cuidados y generar conciencia en la comunidad; es fundamental para cuidar la salud de las personas.

Bajo esta premisa, llegaron hasta el sector rural de la comuna de Yerbas Buenas la Seremi de Salud del Maule y la Gobernadora de la provincia de Linares para tomar muestras del agua potable que se consume en el lugar.

“Estamos fiscalizando y tomando muestras para corroborar que los niveles de cloro y de desinfección de las aguas estén dentro de lo esperado. Acabamos de revisar y en este sector se está cumpliendo con lo que exige la normativa. Hemos realizado esta fiscalización en coordinación con la gobernadora de Linares, ya que en la provincia existen muchas APR, por lo que es importante mantener una fiscalización constante y dar tranquilidad a las personas de que están consumidor aguas que no están contaminadas”, señaló la seremi de Salud Marlenne Durán.

Por su parte, la gobernadora María Claudia Jorquera indicó que “en la provincia de Linares se abastece de agua con camiones aljibe alrededor de dos mil familias, a nosotros como autoridad nos preocupa que esta agua de consumo cumpla con los estándares que se requiere para evitar posibles enfermedades gastrointestinales. Esperamos a futuro seguir supervisando para que las familias tengan la tranquilidad de que el agua que se les entrega cumple con los estándares para el consumo humano”.

Tras el análisis del recurso en un domicilio particular que se abastece del sistema rural, se encontró dentro de los márgenes normales el agua de la zona, no presentando problemas para su uso y consumo.

Cabe señalar que los sistemas de agua potable rural (APR) son servicios que se prestan en áreas territoriales calificadas como rurales o agrícolas conforme con los respectivos instrumentos de planificación territorial. Se forman y constituyen como un servicio particular, bajo la forma de un Comité o Cooperativa u otra figura jurídica que acuerden los interesados, obteniendo los permisos de funcionamiento del Ministerio de Salud, a través de las seremías.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!