FNE propone modificación estructural al mercado de los notarios

Entre los problemas detectados está el que los aranceles vigentes no se cumplen.

SANTIAGO.- La Fiscalía Nacional Económica (FNE) publicó este miércoles el informe preliminar del Estudio de Mercado sobre Notarios que comenzó en julio del año pasado, donde plantea que la falta de competencia “es insuficiente”.

El análisis, reproducido por ADNRadio, revela que sólo 17 servicios concentran el 90% de la demanda notarial; que las personas tardan 1 hora y 13 minutos en realizar trámites notariales; que aquellos recinto que enfrentan mayor competencia tienen mejor calidad de servicio; que los aranceles vigentes no se cumplen y que las rentas obtenidas por quienes prestan el servicio son elevadas, llegando a los $14 millones mensuales, en promedio a nivel nacional, y a $24 millones en Santiago Centro.

Luego, se observaron tres ámbitos principales en que se generan obstáculos para el funcionamiento competitivo del mercado: las barreras legales de entrada para operar, una regulación muy restrictiva en relación a la conducta comercial de los notarios y una regulación muy detallada en cuanto a la forma en que deben proveerse los servicios.

Tomando en cuenta estos impedimentos, en el informe se realiza un cálculo de las rentas monopólicas, que se cifran en torno a los US$ 25 millones; las ineficiencias productivas, que son de aproximadamente US$ 80 millones; y los costos indirectos que se derivan del funcionamiento actual de las notarías, entre US$ 33 millones y US$ 44 millones. Por tanto, a nivel agregado se podría ahorrar entre US$ 138 y US$ 149 millones al año, o entre 88% y 95% de los ingresos del sistema notarial.

Tras realizar el diagnóstico del mercado, la FNE propone al Gobierno:

Revisión de funciones notariales

– Se propone, como medida general, revisar el número de trámites y funciones asignados a los notarios.

Reforma estructural al sistema

– Modificar normas de entrada al mercado, permitiendo el libre ingreso y creación de notarías.

– Cambiar las reglas de conducta comercial de los notarios, entregando mayor libertad a los notarios para estructurar su negocio desde el punto de vista comercial.

– Modificar las reglas que regulan la forma en que debe proveerse el servicio, manteniendo a nivel legal solo funciones u objetivos dejando la definición de los medios para lograr dichos objetivos a regulación administrativa.

– Estandarizar la forma de generar, almacenar y transmitir información, permitiendo mejor interconexión con, por ejemplo, los Conservadores de Bienes Raíces.

– Reemplazar el actual fiscalizador por uno nuevo que tenga jurisdicción en todo el país.

Reformas para un periodo de adecuación

– Realizar los cambios propuestos en relación con la estructura regulatoria de las funciones notariales, con la estandarización de la forma en que se genera, almacena y transmite la información, y con la modificación del ente fiscalizador.

– Creación de una categoría “notarios certificadores” que se hagan cargo de las funciones primordialmente mecánicas bajo un esquema de mayor competencia.

– Mantener a los notarios públicos actuales proveyendo los servicios de mayor importancia pública, pero modificando sustancialmente la forma en que se eligen.

Para esta investigación, la FNE encargó una encuesta al Centro de Microdatos de la Universidad de Chile, que fue aplicada en 77 notarías ubicadas en las regiones Metropolitana y de Valparaíso, y se solicitó a 20 del total información sobre boletas emitidas, tamaño de la oficina, trabajadores y antecedentes tributarios.

Asimismo, se pidió al Servicio de Impuestos Internos (SII) información tributaria agregada sobre los notarios divididos por zonas del país.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!