Fondo del Libro y la Lectura alcanzó cifras históricas en el Maule

15 de las 30 comunas de la región se adjudicaron recursos a través de esta fuente de financiamiento del Consejo de la Cultura.

TALCA.- Más de 199 millones de pesos entregará el Fondo Nacional del Libro y la Lectura durante el 2016 para 29 proyectos a ejecutar en el Maule. La Feria del Libro Infantil y Juvenil de la Universidad Católica del Maule, el equipamiento de la Biblioteca Pública de Villa Alegre, un bibliomóvil para Parral y un ciclo de formación de animadores de la lectura a través del arte en Licantén, son algunas de las iniciativas que financiará el Consejo de la Cultura a través de este concurso.

Histórico. Así catalogó la directora regional de Cultura, Mariana Deisler, los resultados del Fondo del Libro. Ello a raíz de que es la más alta cifra que entregará en su historia esta fuente de financiamiento en el Maule y porque, además, las iniciativas aumentaron en comparación al año anterior llegando a 29.

“Otra situación que nos tiene realmente contentos es que proyectos de 15 de las 30 comunas de la Región del Maule obtendrán financiamiento. Es primera vez que alcanzamos la mitad de la región a través de este Fondo, y esto es gracias a la confianza que hay depositada en los Fondos de Cultura y por el despliegue territorial de nuestros compañeros de trabajo realizando talleres de postulación. Este es un nuevo paso en el camino de garantizar la cultura como un derecho, mandato de la Presidenta Michelle Bachelet”, manifestó la autoridad.

Nacional

En todo Chile son 724 los proyectos favorecidos, que corresponden a 260 comunas. Un aumento significativo experimentó el número de iniciativas seleccionadas, 51% más que 2015, y el total de recursos, 18,6% mayor que el año pasado. En total son $3.854.758.693.

El Ministro de Cultura, Ernesto Ottone, afirmó que “desde el Consejo de la Cultura estamos impulsando la Política Nacional de la Lectura y el Libro que busca fomentar la lectura desde la primera infancia hasta la tercera edad, fortalecer la industria nacional, fomentar la creación y preservar el patrimonio bibliográfico. Este Fondo es una herramienta complementaria que contribuye para avanzar en esa medida, evidenciando un trabajo mucho más profundo y de largo aliento”. Además, detalló que entre los cambios visibles durante esta convocatoria, “vemos un evidente aumento en su cobertura, logrando abarcar más del 75% de las comunas de Chile, por lo que sin duda, vamos por el camino correcto”.

 

 

 

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!