Frío polar congeló parcialmente cataratas del Niágara

Frío intenso llegó hasta los -40 grados Celsius.

El frío polar que envuelve a casi todo Canadá ha traído más nieve y hielo de habitual.

Y ha cambiado el paisaje en las populares cataratas del Niágara: buena parte del famoso salto de agua de más de 60 metros, en la frontera entre Estados Unidos y Canadá, está congelado.

Además de sufrir nevadas récord para esta época del año, Canadá está desde hace una semana bajo alerta de frío extremo: el termómetro ha llegado a marcar temperaturas de -40 grados Celsius.

El frío intenso no ha impedido que los turistas sigan acercándose al lugar para disfrutar ahora del paisaje congelado.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!