FUE AL CESFAM DE CARLOS TRUPP POR MOLESTIAS TRAS TRATAMIENTO DE CONDUCTO.

Por exceso de hipoclorito que le inyectaron  le deformaron su cara, Ahora le dicen que solo se debe esperar que se desinflame.

denuncia 1

TALCA.- Jorge Ramírez, de 30 años, se encuentra con un tratamiento de conducto que le están realizando en el Hospital de Talca, este viernes fue a su primera atención a las 14:30 horas, donde le realizaron limpieza por una leve infección, tras la sesión se fue a su casa. Hasta allí estaba todo bien.
El día sábado amaneció con una pequeña molestia e hinchazón en la parte izquierda de su rostro es por eso que a las 07:30 AM se dirigió al CESFAM que se encuentra en Carlos Trupp (sector donde vive Jorge) en ese lugar fue atendido por el Doctor Patricio Fernández, el cirujano dental de turno. El médico lo atendió y con una pistola a presión según nos explica Jorge le inyecto HIPOCLORITO. De inmediato Jorge sintió que su cara se infló como un globo, esto le provocó mucho dolor, ardor y también mucho sangramiento, el doctor le dijo que eso era normal y que pasaría, derivándolo a su casa.
Saliendo del Cesfam de Carlos Trup, Jorge continuo sintiéndose mal, ahora con mareos por lo que decidió ir al hospital, su novia que lo acompañaba lo llevo en el vehículo en el que andaban. Perdiendo, Jorge, el conocimiento antes de llegar al hospital.
El médico que lo trato allá (Pablo Aguilera Baeza) le realizó limpieza, le inyectó suero para que botara el hipoclorito que tenía dentro. Estuvo 40 minutos en eso hasta que fue derivado a su hogar, con medicamentos a tomar y con el rostro igual, indicándole que si el dolor continuaba durante el día debería volver al CESFAM para ser atendido por el médico que lo atendió la primea vez.
Ya en su casa, continúo con molestias y dolores durante toda la mañana, es por ello que a las 16:00 horas decidió ir a una clínica particular (AIEM en 1 ote 3 y 4 sur), donde le dieron medicamentos más fuertes para deshinchar su rostro, pero indicaron que nada podían hacer y que habían dos opciones si se le desinflamaba el rostro podría volver para ser tratado el día lunes a las 9AM y si se le hinchaba más debía dirigirse al hospital. Aquí también le indicaron que probablemente podría perder el incisivo superior que es la pieza dentaria que se está tratando.
En este momento Jorge está en su casa, comiendo alimentos molidos y con bombilla, con su rostro tan hinchado que no puede respirar por su nariz. Con cada minuto que pasa, Jorge siente que su rostro se hincha más (tal cual se aprecia en las imágenes) con riegos que se desconocen, porque nadie le ha dado una respuesta clara, solo le han recomendado que espere a que se le desinflame el rostro con los medicamentos.
Lo que Jorge busca no es una indemnización económica, busca simplemente recuperarse de esto, que su rostro vuelva a la normalidad y poder terminar su tratamiento de conducto pero esta vez de manera particular y que esta sea cubierta o pagada por el doctor que le ocasionó el problema que lo tiene en esa condición, casi sin poder comer y con la preocupación de no saber que le pasará

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!