Funcionarios de Gendarmería se capacitaron en derechos de migrantes

La jornada fue organizada por la Unidad de Protección y Promoción de Derechos Humanos de la Dirección Regional de Gendarmería.

TALCA.- Cerca de cuarenta funcionarios de Gendarmería, que trabajan directamente con la población penitenciaria, participaron en un seminario que abordó los derechos de los extranjeros privados de libertad. Como expositores, intervinieron la jefa regional del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Nadia Gutiérrez; y el encargado de la Oficina en Talca de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Félix Martínez.

“La reinserción social es un objetivo que deberíamos cumplir a cabalidad y para eso, resulta necesario completar ciertos procesos, porque hasta ahora lo que sucede es que estas personas una vez cumplen sus condenas, vuelven a un medio que las rechaza y las sigue condenando”, indicó el seremi de Justicia y Derechos Humanos, Germán Verdugo, quien inauguró la jornada.

A nivel nacional, el número de migrantes que cumple sentencia en unidades de Gendarmería corresponde a un 5,9 % del total de la población penal, compuesta por 50.944 personas. No siempre se trata de internos condenados; 1.142 usuarios extranjeros figuran como imputados.

“Tanto para chilenos como extranjeros, es nuestro deber respetar los derechos humanos. En algunas ocasiones, la población penal ha tenido conflictos con los funcionarios y la única forma de cambiar eso, es entregando conocimientos”, señaló el director regional de Gendarmería, Coronel Pedro Villarroel. “Todo lo que corresponda informar al Ministerio Público-precisó- cuando no se respeten los Derechos Humanos de nuestros usuarios, se denuncia, por lo menos bajo mi mandato”.

Según la institución, 2.256 extranjeros privados de libertad cometieron delitos vinculados al tráfico de drogas, mientras que 413 fueron imputados por robo y 110, por homicidio.

“En el seminario destrabamos ciertos mitos, como que los migrantes nos vienen a quitar trabajo, a ocupar los servicios públicos o que traen delincuencia. Los delincuentes no tienen nacionalidad. Los delincuentes son delincuentes y los migrantes; aquellas personas que vienen al país a trabajar, estudiar o aportar”, afirmó el encargado de la OIM en Talca.

Para la directora regional del INDH, la capacitación sirvió para sensibilizar a los funcionarios.

“El Estado debe velar por el ejercicio de los derechos en igualdad y sin discriminación, lo que se traduce por ejemplo en que las personas privadas de libertad que son extranjeras puedan acceder a las visitas de sus familiares o a traductores si no hablan español. Es fundamental que los funcionarios tengan claro que independiente de la condición jurídica, lo importante es la dignidad de las personas”, recalcó.

En los centros penitenciarios del Maule, seis extranjeros cumplen una sentencia privativa de libertad. Otros dos gozan de libertad condicional.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!