Fundación Educacional Arauco lleva la lectura a familias de Empedrado

Fundación Educacional Arauco cree en los libros y en el impacto positivo de la lectura. Es por ello, que en el marco de la conmemoración del Día del Libro, decidió hacer un aporte en textos de cuentos a numerosas familias de Empedrado, comuna afectada en el último tiempo con los incendios forestales.

EMPEDRADO.- Es así como en una actividad desarrollada al interior de la Escuela Pedro Antonio Tejo, ubicada camino a Empedrado, 78 familias -cuyos hijos estudian en este establecimiento-, recibieron set de textos de la colección “Cuento Contigo” para leer en sus hogares.

En la ocasión estuvo presente la Directora Comunal de Educación, Catalina Retamal, quien valoró el trabajo constante que desarrolla la Fundación. “Estamos súper agradecidos de Fundación Educacional Arauco porque siempre nos han apoyado. El aporte que realizan es muy importante a las escuelas y en este caso, a las familias y que sin duda va a ser un incentivo para que puedan leerle a sus hijos y así familiarizarse más con los libros”, dijo.

Fundación Educacional Arauco, de la empresa homónima, tiene una trayectoria de 27 años, aportando conocimientos y experiencias para el perfeccionamiento de los docentes y el aprendizaje de los estudiantes, en las comunas donde la compañía forestal tiene sus operaciones. En el caso del Maule, ha desarrollado un trabajo constante de apoyo en comunas como Constitución, Licantén, Teno, Curepto y por cierto, Empedrado.

La directora de la escuela Pedro Antonio Tejo, Erika Aravena,  también expresó su alegría y agradecimiento.  “Estoy muy contenta y doy las gracias a la Fundación Educacional Arauco que siempre está con nosotros. Nos han apoyado mucho con libros y en fomentar en los alumnos la lectura. Es muy importante y lo recalcamos siempre”, sostuvo.

En tanto, Felipe Del Real, director territorial de la Fundación Educacional Arauco, señaló que “cuando supimos de los incendios que afectaron a la comuna de Empedrado, donde hemos estado trabajando desde hace varios años, como Fundación de Educación quisimos buscar formas de apoyar el levantamiento, no de las casas, sino de las almas de los niños y sus familias. Así fue cómo surgió la idea de entregar una colección de libros para cada hogar, pensando que un libro en las manos de un niño es un amigo que siempre lo va a acompañar, invitándolo a viajar, soñar, imaginar y construir un futuro mejor. Entregamos este presente con mucho afecto, esperando que en cada casa se den un ratito cada día para escuchar y compartir lo que los libros les quieren contar”.

La escuela Pedro Antonio Tejo tiene una historia de casi cien años, pero su actual inmueble es moderno y data sólo de hace una década. La escuela tiene 110 alumnos, procedentes de distintos sectores, que cursan desde primero hasta octavo básico y además funciona en su interior un jardín infantil familiar.

Las madres y apoderadas de estos alumnos también manifestaron su felicidad por este regalo.

Carmen Espinoza, del sector La Aguada, tiene dos hijos en esta escuela y otro en segundo medio en Empedrado. Sostuvo que “es un muy buen aporte para fomentar la lectura.  Todos los niños van a poder leer y más aún para los que se les quemó la casa, porque también se les quemaron los libros que tenían”.

Vanessa Comigual, de Rayenco, perdió parte de su vivienda con los incendios. Sin embargo, ya pudo reconstruir su hogar y está feliz con este obsequio. “Estoy  muy contenta porque tengo dos niños chicos, de 5 y 2 años, y esto me sirve mucho. Es importante para mejorar la lectura y para que aprendan a escribir mejor”, afirmó.

Norma Espinoza, del sector Pellines Alto, madre de dos hijas, también valoró esta contribución, indicando que “es un buen aporte porque hay pocos libros en la casa y se puede incentivar a los niños para que lean”.

Pero los libros de la Fundación Educacional Arauco no sólo viajaron hasta la escuela Pedro Antonio Tejo. Una actividad similar de entrega de textos se realizó en la escuela María Olga Vega, de esta misma comuna, donde 42 familias recibieron con la misma alegría el obsequio de estos libros.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!