Gobierno anunció fondo de ayuda a familias vulnerables, trabajadores informales y crédito para pymes

Este miércoles el Presidente Sebastián Piñera anunció la segunda etapa del Plan Económico de Emergencia, que incluye medidas para proteger el empleo, los ingresos de las familias y el capital de trabajo de las pymes, en medio de la crisis por la pandemia de coronavirus.

El Mandatario señaló que el coronavirus «amenaza no solamente la salud y vidas de muchos compatriotas, sino que también pone en peligro y genera grandes dificultades a las familias, trabajadores y empresas chilenas”.

Además, indicó que estas nuevas medidas complementan a las del Banco Central y la Comisión de Mercados Financieros.

Además, indicó que estas nuevas medidas complementan a las del Banco Central y la Comisión de Mercados Financieros.

Esta medida permitirá acotar el riesgo de crédito extraordinario generado por el Estado de Emergencia y facilitará las condiciones para que los bancos presten capital de trabajo a las empresas por un plazo de hasta 48 meses, con un periodo de gracia de hasta 6 meses y por un monto equivalente de hasta 3 meses de venta.

La línea estará disponible hasta el 30 de septiembre de 2020 y permitirá financiar créditos a las empresas por hasta US 24 mil millones, equivalentes a 20 veces las líneas actualmente disponibles.

Los bancos comprometidos con este programa, deberán otorgar estas líneas de crédito COVID19 para capital de trabajo fresco en forma simple, masiva, expedita y a tasas preferenciales a los clientes que lo soliciten y que cumplan con los requisitos definidos.Además deberán reprogramar todos los créditos preexistentes del deudor beneficiado y postergar toda amortización de sus créditos antiguos hasta que los nuevos préstamos estén íntegramente pagados.

Cabe señalar, que esta garantía dependerá del tamaño de la empresa. Aquellas con ventas inferiores a 25 mil UF anuales, la garantía del Estado podrá llegar hasta el 85% del nuevo préstamo para capital de trabajo. Y será de hasta 70% para empresas con ventas entre mil 25 UF y 100 mil UF anuales, y de hasta 60% para empresas con ventas superiores a 100 mil e inferiores a 1 millón de UF anuales.

Por otro lado, las empresas beneficiadas deberán utilizar estos recursos para sus necesidades operativas y de capital de trabajo, incluyendo entre otros, pago de remuneraciones, arriendos, proveedores, obligaciones tributarias y otras necesidades para mantener operativas sus empresas durante la emergencia y retomar la normalidad de sus operaciones una vez superada la crisis.

Sin embargo, no podrán usar estos fondos para amortizar créditos previos con los bancos, pagar dividendos o hacer retiros de capital, hacer préstamos a terceros relacionados ni otros destinos no indispensables. Adicionalmente, estamos trabajando en un sistema permanente que permita proteger a los trabajadores independientes que emiten boletas de honorarios, frente a situaciones de catástrofe como la generada por la pandemia de coronavirus.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!