Gobierno de Francia cede a la presión y suspende alza de impuestos sobre los carburantes

Tras la crisis social generada con las protestas masivas de los “chalecos amarillos”, el gobierno de Macron decidió frenar sus planes.

Francia suspenderá un planeado aumento al precio de los combustibles luego que las manifestaciones de los “chalecos amarillos” devinieran en violencia durante el fin de semana, lo que provocó llamados a la calma y conversaciones con el gobierno.

De acuerdo con la afiliada de CNN, BFMTV, el primer ministro Edouard Philippe anunciará el martes una moratoria al aumento de los precios de los combustibles, que estaba programado para entrar en efecto el 1 de enero.

El aumento del precio de la gasolina y el diésel alimentó las protestas que se han transformado en manifestaciones contra el gobierno del presidente Emmanuel Macron, exponiendo las tensiones entre la élite metropolitana y los pobres de las zonas rurales.

Macron solicitó a líderes políticos reunirse con los organizadores de las protestas esta semana. Sin embargo, el lunes, dos de los líderes de las protestas, Benjamin Cauchy y Jacqueline Moreau, cancelaron una reunión con el primer ministro planeada para el martes, de acuerdo con el portavoz del movimiento, Maxime Nicole.

El primer ministro canceló un viaje a la conferencia sobre clima COP24 en Polonia para atender el problema, que amenazaba con estallar de nuevo el próximo fin de semana.

El gobierno probablemente espera que la suspensión del aumento en los precios de los combustibles quitará fuerza a las protestas, que congregaron a unas 36.000 personas en las calles de Francia el sábado.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!