Hermanas del Buen Samaritano anunció investigación por presunto abuso sexual

Lo anterior luego de la denuncia de Consuelo Gómez, exreligiosa de esa congregación, que denunció estos hechos ocurridos en esta hermandad religiosa y la nula reacción en Chile ante su denuncia.

MOLINA.-  Luego de la denuncia conocida a primeras horas de la mañana de ayer martes 29 de mayo por parte de la exreligiosa Consuelo Gómez, respecto a que fue en voz de la denunciante “abusada sexualmente por una monja y (la) hicieron callar”, la congregación de las Hermanas del Buen Samaritano de Molina reaccionó por medio de un comunicado de prensa enviado a TVMaulinos ante los actos de índole sexual que les involucra.

Entre sus primeros párrafos se señala en el escrito que “con dolor que conocíamos el relato de los graves hechos ocurridos al interior de nuestra comunidad religiosa, las medidas que tomamos y la actitud que tuvimos entonces no estuvieron a la altura de nuestra misión y vocación”, agregando que debieron tener los mecanismos que garantice que estos hechos no se repitieran, reconociendo que “tampoco lo hicimos en su momento”.

A continuación, expresan sus más sentidas disculpas a Consuelo Gómez, conociendo que “que esta petición por sí sola no repara el daño causado” a la denunciante.

En seguida detallan desde la congregación religiosa que la “madre General, Patricia Ibarra, ha tomado una serie de medidas, que incluyen la instrucción de una investigación canónica para revisar las situaciones denunciadas”.

Así mismo, “también se ha tomado contacto con el Consejo Nacional de Prevención de Abusos y con la Comisión Diocesana de Prevención para abordar adecuadamente estas situaciones tan terribles y dolorosas, y se trabajará un protocolo de prevención de situaciones abusivas de toda índole”.

En el cuarto párrafo aparece una de las frases más potentes del comunicado al reconocer “que no siempre en nuestra comunidad religiosa se ejerció la autoridad correctamente”. Esto motivó que desde hace dos años se iniciara “un proceso de renovación integral de la Congregación”.

Finalmente, el escrito de las religiosas expresa que continuarán “con más fuerza y amor sirviendo a los pobres que nadie quiere ayudar”, pidiendo la intercesión de “Jesucristo, el Buen Samaritano”, con el fin de mitigar las consecuencias dolorosas de estos lamentables hechos.

Sobre la situación en particular de Consuelo Gómez, la teóloga de la Universidad Católica, Claudia Leal, manifestó en RadioCooperativa que “es evidente que vamos a empezar a conocer casos de los grupos más invisibilizados, como las mujeres. Yo me lo esperaba, es evidente que las mujeres en la iglesia también sienten el eco de esta sensibilización y de esta nueva empatía de parte de los varones, de las instituciones y de las mismas mujeres”

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!