Hilo con té: un espacio para la creatividad y conversación

La fraternidad se vive en cada puntada, relato y consejo. Momentos de complicidad que se armonizan por una variedad de té y aperitivos acorde a la ocasión.

Bajo la premisa “todas tenemos algo que bordar”, fue que la arquitecta Ignacia Arroyo, dió vida a una actividad social – artística, denominada “hilo con té”. Instancia que tiene por objetivo convocar a mujeres de distintas edades, ocupaciones y pensamientos, quienes por medio de la creatividad plasman en tela sensaciones y emociones.

A medida que las ideas van tomando forma en los bastidores, las asistentes hilan historias y experiencias de vidas. Los minutos pasan y la atención de todas es para una; la fraternidad se vive en cada puntada, relato y consejo. Momentos de complicidad que es armonizado por una variedad de té y aperitivos acorde a la ocasión. “El objetivo es compartir nuestras experiencias, historias de vida, conversar de lo que nos sucede. En ese sentido, el bordado es una herramienta para expresarnos, soltarnos y relajarnos”, expresó Arroyo.

El taller se destaca por el aprender haciendo, atreverse y el dejarse llevar por la imaginación: “no se requiere experiencia previa en hilo con té. En cada sesión enseñamos diferentes puntadas, y como traspasar los dibujos a la tela”, explicó.

Un hito importante de la iniciativa fue la visita de la destacada artista nacional, radicada desde hace ocho años en Canadá, Katy Bielefeldt, quien durante tres horas realizó un curso  de técnicas de pintura abstracta en tela. En ese sentido, Katy comentó que “me encantó venir a Talca. Me siento feliz por la motivación que le pusieron y espero que se sigan atreviendo a experimentar lo que ellas quieran”.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!