Hospital de Curicó colabora con estudio de los defectos congénitos en recién nacidos

Los encargados de este programa en el recinto asistencial son el médico pediatra Dr. Pedro Pavez y la matrona Norka Espinoza.

CURICÓ.- Cada 3 de marzo se conmemora el Día Mundial de los Defectos Congénitos, perteneciendo el Hospital de Curicó desde el año 2001 a una red de hospitales en el Maule, que se insertan en la Red Latinoamericana de Estudio Colaborativo de Malformaciones Congénitas ECLAMC, buscando detectar en el recién nacido malformaciones congénitas, propiciando el estudio y tratamiento de las mismas.

Los encargados de este programa en el hospital de Curicó son el médico pediatra Dr. Pedro Pavez y la matrona Norka Espinoza, quienes cuentan con el apoyo y participación de todos los funcionarios de Maternidad y Neonatología. Básicamente, el médico de turno evalúa y examina a los recién nacidos, describiendo a la matrona de turno la condición congénita detectada. Luego esta profesional completa una ficha de datos que es enviada al centro de operaciones de ECLAMC, en Buenos Aires, donde se procesa y analiza la información junto a cientos de casos de una treintena de hospitales de Chile, Argentina, Bolivia, Brasil, Venezuela, Perú y Colombia.

 A la fecha, el hospital de Curicó ha detectado entre 2010 y 2015 un total de 169 recién nacidos con alguna anomalía congénita, entre las que se cuentan síndrome de down, pie bot, polidactilia, microtia, fisura labiopalatina, hipospadia y cardiopatías. Se ha determinado que pueden existir diversas causas; ambientales, exposición a pesticidas, drogas u otros factores.

Los datos recogidos permiten tomar decisiones para fortalecer la salud de las personas. Ejemplo de ello es que hace algunos años se determinó que los productores debían fortalecer algunos componentes de la harina, lo que permitió mejorar la alimentación de las embarazadas y con ello reducir en un 50% la incidencia de espina bífida en los recién nacidos, defecto congénito que provoca problemas a nivel de los nervios y médula espinal.

SITUACIÓN DE LOS DEFECTOS CONGÉNITOS

Los defectos congénitos afectan al 6% de niños y niñas en el mundo, con patologías como la espina bífida, labio leporino, cardiopatías, síndrome de down, entre otras. Cada año en el mundo nacen 8,1 millones de niños con alguna de estas condiciones, lo que provoca un riesgo a la salud de la persona para toda la vida, además de altos costos para la salud pública.

La mitad de los casos son detectados durante las primeras horas de vida, por eso la importancia de la tarea desarrollada por el Hospital de Curicó y los otros hospitales de Latinoamérica pertenecientes a ECLAMC. La pesquisa temprana de información permite la vigilancia, prevención, cuidados e investigación de estas patologías. Detectar precozmente puede ayudar a reducir el riesgo de muerte o secuelas de discapacidad a futuro, disminuyendo también los costos de tratamiento a lo largo de la vida.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!