Hoy  es el Día mundial del sueño: dormir el tiempo necesario es primordial

Este viernes se conmemora el Día Mundial del Sueño, fecha que tiene como objetivo hacer conciencia de la importancia que tiene dormir bien.

El sueño ocupa un tercio de la vida, lo que demuestra su relevancia. Eso sí, hay que tener presente que existen algunas afecciones y hábitos que vienen a perturbar nuestro descanso, situación que a la larga puede afectar nuestra vida laboral, familiar, física y sicológica. Dormir es uno de los grandes placeres en la vida, pero a muchos les cuesta conciliar el sueño, que sea interrumpido o que no sea reparador. En este sentido, el médico y director de la Unidad de Calidad de Vida de la Mutual de Seguridad CChC, Christian Vuskovic, recomienda tener ojo con los siguientes consejos:

*Fíjese en la dieta alimenticia que lleva y en los alimentos que consume antes de ir a dormir. Evite alimentos que dificultan su digestión, la cafeína presente en el té y el café, dado que le provocará más dificultad para dormir por la noche y también aumentan la necesidad de despertarse para  ir al baño durante la noche.

*Realice actividad física en la mañana: Si despierta  más temprano aproveche el tiempo para realizar ejercicio físico. Con ello aporta a sentirse animoso durante el día y  deseoso de reposar en la noche. Evite, por el contario, el ejercicio extenuante en la  tarde, porque lo mantendrá más despierto de lo necesario durante la noche.

*Si durante el día duerme siesta, trate de que ésta no sobrepase los 20 minutos.

*Es importante tener horarios fijos y sólidos, incluso durante el fin de semana, donde el sueño debiese estar en el rango de 6 a 8 horas diarias. De lo contrario, podrían provocarse  efectos negativos en el organismo, equivalentes a la sensación de estar borracho.

*Durante el reposo evite las “tres pantallas”: Una vez que se decida a dormir, suspenda el uso de televisores, computadores y los teléfonos celulares. Las pantallas de todos ellos emiten gran cantidad de luz azul, propia de la luz natural, lo que incentiva  la vigilia y perjudica  la calidad del reposo.

*La habitación deberá estar oscura, ventilada, ordenada y con pocos objetos alrededor para facilitar ese ambiente de tranquilidad que requiere un sueño reparador.

*Aproveche los beneficios de la luz natural: Los cambios naturales de luz-oscuridad a lo largo de las 24 horas  le ayudan al  organismo a ajustar sus ritmos neurohumorales a las exigencias propias del día.  Por lo mismo, expóngase durante el día a  la mayor cantidad posible de luz natural  (si trabaja en ambientes que sólo tienen luz artificial, aproveche todo tiempo libre para salir al exterior), ya que ésta  prepara su organismo para la actividad, en tanto que la oscuridad lo preparará para el reposo. Seguir esto le garantizará estará activo cuando corresponda y lograr un reposo más reparador en la noche.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!