Iglesia diocesana se une para realizar oración por la lluvia

Este fin de semana se invita a toda la comunidad diocesana que participarán en las celebraciones eucarísticas y liturgias a realizar la oración por la lluvia, debido a los problemas hídricos que se viven actualmente en nuestra región y país.

Para nadie es un secreto que actualmente vivimos una emergencia climática y ecológica, y como habitantes de esta casa común es nuestro deber tomar medidas que ayuden en esta lucha, así lo indicó el padre Luis Alarcón Escárate, Vicario de Pastoral Social.

“Junto al Administrador Apostólico, el padre Galo Fernández, hemos querido invitar a toda la comunidad a poder hacer oración para pedir la lluvia. Se envía un formato que ha sido hecho por el Papa San Pablo VI y queremos retomarla como una rogativa de la Iglesia. Sabemos que en estos días ha llovido, pero no para sentir que se pasó la sequía. Hay una emergencia climática y ecológica de la cual somos parte”.

El padre Luis Alarcón también aseguró que instituciones como Caritas Chile, también están generando proyectos que aportan un granito de arena a encontrar soluciones a esta emergencia climática, sabiendo aprovechar los recursos.

Por otra parte, el Vicario de Pastoral Social recalca que estamos contra el tiempo y no podemos seguir esperando para empezar a actuar por el bien de nuestra casa común, sea cual sea nuestro aporte, debe ser rápido: “Eso implica un compromiso cristiano, de hecho en estos días haciendo oración cuando el Señor nos entrega su mandamiento, él dice amar a Dios por sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo, yo le agrego hoy día la Tierra, nuestro planeta, porque es la casa en la cual todos habitamos, sin ella no podríamos tener vida, no podríamos tener donde expresar nuestro cariño y alabanza a Dios. Por lo tanto, les invito a que podamos ser muy conscientes, rezar para pedir la lluvia, pero además comprometernos con todas las medidas que puedan mitigar esta emergencia climática y ecológica”.

Comenzar a combatir el cambio climático es nuestro desafío, y como cristianos debemos aferrarnos a la oración en conjunto con acciones concretas para el bienestar de la casa común. Como comunidad participemos en esta oración masiva por la lluvia este sábado 14 y domingo 15 de septiembre.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!